Páginas vistas en total

domingo, 15 de junio de 2014

Bolivia marca el camino hacia la sociedad del Vivir Bien en la Cumbre del Grupo de los 77 + China



Agencia Latino Americana de Información
ALAI AMLATINA, 15.06.2014

El discurso contundente1 con el que Evo Morales inauguró la Cumbre del G-77+China, en Santa Cruz, Bolivia, en la noche del sábado 14 de junio, convocó al Grupo a consensuar con una visión desde el Sur soluciones de fondo a las crisis que vive el mundo.  El Presidente boliviano, quien ejerce este año la presidencia pro témpore del G-77, resaltó las desigualdades que crecen en el mundo como resultado del modelo de desarrollo predominante y de las políticas de los países del Norte, y planteó nueve tareas para construir la sociedad del Vivir Bien.
Morales destacó que cuando nació el G-77 hace cincuenta años, que hoy agrupa a 133 países del Sur global, fue bajo las banderas de la lucha anticolonial, la soberanía y la independencia.  Pero, dijo, pese a los esfuerzos y luchas de los pueblos por igualdad y justicia, hoy las jerarquías y desigualdades planetarias se han incrementado:

“Diez países del mundo –dijo– controlan 40 % de la riqueza de todo el planeta, quince empresas transnacionales controlan 50 % de la producción mundial. Hoy, […] un puñado de potencias imperiales invade países, bloquea el comercio, impone precios al resto del mundo, asfixia economías nacionales, conspira contra gobiernos progresistas y recurre al espionaje contra los habitantes del planeta.” Y “una reducida elite de países y empresas transnacionales dominan autoritariamente los destinos del mundo, de sus economías y recursos naturales”, aseveró el Presidente.

Morales denunció, asimismo, que la desigualdad entre regiones, entre países, entre clases sociales y entre ciudadanos “se ha incrementado de manera abusiva”, puesto que la décima parte del 1 % “de la población mundial es propietaria de 20 % de todo el patrimonio de la humanidad”. Así –recalcó–, en Estados Unidos, mientras en 1920 un gerente de empresa ganaba 20 veces el salario de un obrero, “actualmente gana 331 veces”.  Esta concentración de la riqueza y el modelo de desarrollo depredador de la naturaleza estarían generando crisis insostenibles, incluyendo las crisis financiera, alimentaria, energética, climática e institucional, señalo el mandatario boliviano.

Tareas para el Vivir Bien
Entre las tareas para una sociedad del Vivir Bien, Evo Morales destacó la necesidad de construir una visión distinta a la del desarrollo occidental capitalista, “transitando desde el paradigma del Desarrollo Sostenible al paradigma del Desarrollo Integral para Vivir Bien”.  Fue justamente la propuesta política de Bolivia del Vivir Bien lo que le valió la elección a la presidencia del G-77 para el año 2014, cuando el grupo de países –ahora de 133 naciones– cumple su medio siglo, como lo resaltó en su discurso el Secretario General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon.

En su alocución, Morales enfatizó también en la soberanía sobre los recursos naturales y las áreas estratégicas.  Otras tareas que señaló incluyen la garantía y reconocimiento de los servicios básicos como derecho humano (“la peor tiranía que enfrenta la humanidad es permitir que los servicios básicos estén bajo control de las empresas transnacionales”, dijo), y la construcción de una nueva arquitectura financiera incluyendo bancos del Sur y límites a las ganancias especulativas y a la excesiva acumulación de riqueza.  También apeló a la construcción de una gran alianza económica, científica, tecnológica y cultural de los países del G77 + China, que contemplaría programas de transferencia tecnológica entre los países del Sur.  En este marco, refiriéndose a una “integración para la liberación” para remplazar la “cooperación para la dominación”, Morales invitó a Rusia a sumarse al G-77, así como a otros países que comparten sus necesidades y compromisos.

Al convocar también al Grupo de Naciones a “fortalecer la soberanía de los Estados sin intervencionismo, injerencia ni espionaje”, el presidente pro témpore afirmó que debe desaparecer el Consejo de Seguridad de la ONU, que en vez de asegurar la Paz mundial “ha promovido la guerra y las invasiones de potencias imperiales para apoderarse de los recursos naturales de los países invadidos”.  Habló asimismo de la renovación democrática de los Estados y de reconstruir el mundo desde el Sur, para toda la humanidad, haciéndose eco del lema de que “otro mundo no solo es posible sino que es imprescindible”, acuñado por el Foro Social Mundial.

Un nuevo enfoque para las metas post 2015
Bajo estos enfoques, Bolivia se ha encargado de la redacción de la Declaración de Santa Cruz, con más de doscientos puntos, que ya está consensuada y será adoptada por la Cumbre.  Se ha dado a conocer que la Declaración se centrará en las prioridades de la ONU del próximo año, que, como señaló Ban Ki-moon en el acto inaugural, son tres: el cumplimiento de las Metas de Desarrollo del Milenio (y medidas de contingencia para las que no se han cumplido), el avance de las negociaciones sobre cambio climático (cuya próxima cita mundial es en Lima a fines de este año), y la definición de las metas de desarrollo para luego del año 2015.

Según el Embajador adjunto de Bolivia ante la ONU, Reymi Ferreira, constituye un récord que 119 Estados, incluyendo 26 presidentes, cinco vicepresidentes y tres primeros ministros hubieran confirmado su participación en la Cumbre que se realizó en Santa Cruz de la Sierra.

En la tarde del sábado 14 varios presidentes latinoamericanos acudieron a una gran concentración organizada por movimientos sociales en un estadio de Santa Cruz, de la que participaron más de cincuenta mil participantes.

Notas:
1 Texto completo del discurso de Evo Morales  http://www.alainet.org/active/74566
URL de este artículo:  http://www.alainet.org/active/74568