Páginas vistas en total

sábado, 14 de julio de 2018

Economía argentina: fuga de ladrones | “No despega y no va a despegar”, redacción de Nuestra Propuesta*

Ilustración original de Nuestra Propuesta







Atravesado ya el primer semestre completo del año 2018 todas las metas económicas anunciadas por el gobierno para este año parecen haber estallado por los aires. ¿Impericia?, no, profundización del saqueo y el ajuste.



La economía se derrumba y la caída parece no tener fin: ¿hasta cuándo vamos a seguir publicando —y leyendo— que la actividad económica de las Pequeñas y Medianas Empresas está paralizada, que el déficit comercial continúa rompiendo récords, el endeudamiento en dólares es el mayor en nuestra historia y que la bicicleta financiera aumenta la presión de los intereses sobre las cuentas públicas?



El interrogante funciona a modo de introducción a las problemáticas de índole estructural que aquejan a la macroeconomía. Habría que incorporar a ellas aquellas que repercuten cotidianamente en la vida de los trabajadores y que no sólo son síntomas de la crisis, sino que, además, contribuyen a esta agudización de la situación: inflación, tarifazos, pérdida del poder adquisitivo del salario y caída del consumo.



Pero ¿síntomas de qué? Hay que volver a recordarlo porque la velocidad de los acontecimientos es tal que se corre el riesgo de que “la realidad” escamotee las causas de todos esos números e indicadores que dan cuenta de una economía en crisis: el rediseño económico-social basado en un cambio político-cultural que la derecha está llevando a cabo con el objetivo de consolidar y profundizar las desigualdades sociales en las que se fundó el Estado nacional.



Parece mucho y lo es. El proyecto político que en Argentina está implementando la derecha, con guía y vigilancia de Estados Unidos, tiene pretensiones históricas, por eso la voracidad del saqueo, la violencia y el rencor de clase con que se aplica. Los más de trescientos cincuenta despidos en la agencia de noticias nacional Télam es un gran ejemplo de ello.



Esta ofensiva conservadora es de carácter continental. Con matices, las derechas intentan coordinar acciones en América Latina para eliminar cualquier foco de resistencia a los intereses del capital internacional y el imperialismo. Dos ejemplos de las últimas horas confirman la querella: el pedido de prisión preventiva en Ecuador contra el ex presidente Rafael Correa y la persecución y matanza de dirigentes en Colombia que apoyaron la candidatura a la presidencia de Gustavo Petro.



El contexto general es necesario traerlo a colación para reconstruir la trama de intereses que explican el hambre, el desempleo, el aumento de la pobreza y la indigencia en Argentina.



De dónde venimos y a dónde vamos



En los últimos días la Fundación Germán Abdala1, a través de su Instituto de Trabajo y Economía (ITE), confirmó que la inflación del mes de junio pasado alcanzó, según un estudio propio, el 4 %. La devaluación es el principal factor que viene empujando el alza de precios que no baja del 2 % mensual desde febrero. En junio la tendencia se duplicó.



Los números del ITE coinciden con las estimaciones del Centro de Investigación en Finanzas (CIF) de la Escuela de Negocios de la Universidad Torcuato Di Tella, que calcula un incremento de precios esperado de treinta por ciento para los próximos doce meses, contrariamente a lo que estipula el Relevamiento de Expectativas del Banco Central que pronostica una suba total de 27,1 para el 2018.



Ya no sorprende que el Banco Central de Argentina admita una inflación de casi el treinta por ciento cuando la meta original era de 8 % a 12 %. Alcanza con recordar que 24 horas después de votado el presupuesto en el Congreso el gabinete económico convocó a una conferencia de prensa para anunciar que había “recalibrado” el pronóstico hasta 15 %. Un pequeño ajuste de cincuenta por ciento.



El mercado y las consultoras privadas, es decir, el grupo social de donde provienen los funcionarios del Gobierno, tampoco creen en los índices proyectados. Actores del establishment como Eco Go, C&T Asesores, Abeceb, y Orlando J. Ferreres & Asociados dan por sentado una inflación por encima de 30 % para 2018. En el primer semestre la inflación acumulada es de 15,9 %. La proyección indica que el techo rondará 32 %, pero con la “libre flotación del dólar”, la liberalización del precio de los combustibles y los tarifazos programados en base a un dólar a treinta –y no a veinte como fueron diseñados– indican que lo peor aún está por venir.



Por otro lado, el Gobierno presentó al Congreso un borrador del Presupuesto 2019 que prevé un crecimiento de apenas 2 %, una inflación de 17 %, y la libre flotación del dólar sin pronosticar un valor de referencia.



Recordemos que según el Presupuesto 2018 la inflación se iba a ubicar entre 8 % y 12 % –como se destacó en párrafo anterior–, al tiempo que el Producto Bruto Interno crecería 3,5 % y el precio del dólar se colocaría en 19,3 pesos. A poco más de seis meses de comenzado el año ni el más optimista de los oficialistas se atreve a defender esas cifras que resultan a todas luces disociadas de la realidad.



Fuga de ladrones



En este escenario el Gobierno inició un proceso de desactivación de las Lebac2 vía dólar. En concreto, ofrece a los inversores facilidades en las licitaciones de Letes3. Las licitaciones de los últimos días permitieron a los grupos inversores licitar Letes que se pueden canjear por Lebacs. Esto no es otra cosa que la consolidación en moneda extranjera de la deuda suscrita en pesos por el Estado con una tasa de interés de hasta 61 %. La rentabilidad de las nuevas Letes alcanzaría 4,5 %, lo que duplica a los plazos fijos en dólares. Mientras, los nuevos dólares que ingresan al país por el acuerdo con el FMI se utilizan para la fuga de capitales de los fondos de inversión y las empresas transnacionales.


Sólo en abril, y según datos proporcionados por el propio Banco Central, Argentina sufrió la mayor fuga de capitales desde la salida de la convertibilidad. En ese mes se fugaron al exterior 5.611 millones de dólares en movimientos del sector privado financiero y no financiero. El movimiento coincide con la crisis cambiaria habilitada por Sturzenegger y Caputo que provocó un alza del valor de la moneda yanqui de 20 a 25 pesos que favoreció a los bancos socios del gobierno, como el JP Morgan.



La magnitud del robo y el saqueo fue confirmada también por el Instituto de Finanzas internacionales (IIF)4 –asociación empresarial mundial de instituciones financieras– al confirmar que entre abril y mayo se fugaron del país más de siete mil millones de dólares.





Notas:

* El artículo que reproducimos fue publicado originalmente el pasado 7 de julio de 2018 en Nuestra Propuesta, diario de noticias del Partido Comunista Argentino. Se realizaron solamente unos pocos cambios de sintaxis y agregaron notas a pie de página para adecuarlo al estilo editorial del blog. G. E.



4 https://es.wikipedia.org/wiki/Instituto_de_Finanzas_Internacionales

jueves, 12 de julio de 2018

"Corea del Norte califica la posición de Estados Unidos de lamentable y preocupante”, por Arthur González, en El Heraldo Cubano*

Imagen tomada de El Heraldo Cubano

Antes de la Cumbre celebrada en junio de 2018 entre el presidente norcoreano Kim Jong-un y Donald Trump, ya se percibía que Estados Unidos podía prepararle un golpe bajo a la República Popular Democrática de Corea (RPDC) en las negociaciones respecto del tema nuclear.


En efecto, después del estrechón de manos y el acuerdo firmado, salen a relucir las patrañas yanquis.



Los indicios se reflejan en las declaraciones de la parte norcoreana unas horas después de que el secretario de Estado, Mike Pompeo, culminara su breve estancia en Pyongyang, al calificar de “lamentable y preocupante la postura del gobierno de Donald Trump en esas conversaciones”.



Un comunicado oficial divulgado por la agencia estatal KCNA, afirma que las autoridades norcoreanas aseguraron que la demanda de Estados Unidos para que su desnuclearización sea “unilateral y forzada” fue lamentable, al tiempo que reiteró su petición de que el desarme se produzca de forma gradual.



Pyongyang subrayó que “las conversaciones no han servido para fortalecer la confianza entre ambas partes, sino para encarar una fase peligrosa en la que nuestra voluntad de desnuclearización podría tambalearse”.



Esa apreciación la basan en que Washington expresó demandas:



en contra del espíritu de la histórica cumbre de junio en Singapur, entre Trump y el líder norcoreano Kim Jong-un, algo que no ha servido para fortalecer la confianza entre ambas partes.



Cuba conoce perfectamente cómo actúan los Estados Unidos en sus negociaciones, pues en casi sesenta años lo ha comprobado en cada una de las que efectuó secretamente con los yanquis, para buscar una mejoría en sus relaciones como vecinos.



La posición estadounidense estaba sustentada en la estrategia que estableció hacia Cuba en 1967, cuando varios analistas recomendaron como alternativa una “contención positiva”, en lugar de la empleada “contención pasiva”, todo, según consta en documentos desclasificados y publicados por su Archivo de Seguridad Nacional, con el objetivo de:



crear un ambiente relajado que dejara atrás las amenazas, a través de compromisos diplomáticos y algunos alicientes para persuadir a Fidel Castro de modificar sus malos comportamientos y satisfacer los intereses de Estados Unidos […]



Para tener clara la idea de la forma de manejar el engaño en sus negociaciones, los documentos reflejan que en el escenario de la “contención positiva”, los Estados Unidos mantendrían la guerra económica, comercial y financiera, como naipe bajo la manga, y a la vez continuar sus esfuerzos para detener el apoyo cubano a los movimientos revolucionarios de Latinoamérica.



Algo que presentan de forma similar a las negociaciones con Corea del Norte, es su estratagema de alcanzar un “magnetismo económico y cultural hacia los Estados Unidos”.



A Cuba también le prometieron beneficios económicos y políticos, los cuales se podrían obtener con “un comportamiento más racional”, de acuerdo a los intereses yanquis.


Henry Kissinger también puso en práctica conversaciones secretas con la parte cubana, pero siempre con miras a obtener provechos para Estados Unidos, entre ellos la liberación de prisioneros norteamericanos, a la vez que presionaban a Cuba en el tema de los derechos humanos acorde a sus parámetros politizados, el cese del apoyo cubano a la independencia de Puerto Rico y cortar el respaldo a los movimientos de izquierda.



Por esas razones no se concretaban avances en el mejoramiento de las relaciones entre ambos países, algo que le sucederá a Corea del Norte, pues Washington aspira a que estos eliminen totalmente su arsenal nuclear y a cambio solo le ofrecerá placebos que no resultarán en mejorías reales, al mantenerle las sanciones económicas para obligarlos a doblegarse.



Cuba es víctima de esa misma estrategia, incluso ante la caída del campo socialista europeo y con Mijaíl Gorbachov al frente de la URSS, Estados Unidos intensificó sus presiones sobre Moscú para que cortara su ayuda económica y militar a la isla, con la trasnochada ilusión de que La Habana no resistiría y caería como ficha de dominó, sin tomar en cuenta la valentía y resistencia de su pueblo.



Durante la administración Clinton los engaños en política se hicieron muy evidentes, al afirmar algunos funcionarios que los Estados Unidos no representaban una amenaza militar para Cuba, a la par que afirmaban:



esperamos que el pueblo cubano obtenga su libertad a través de la transición pacífica a la comunidad democrática, como la que han llevado otras naciones.



En su acaramelada y falsa retórica, dieron pasos similares a los de Barack Obama, cuando alertaron a Cuba antes de ejecutar maniobras navales en aguas cercanas a la isla, iniciaron conversaciones contra el narcotráfico y paralelamente promovieron el trabajo pueblo a pueblo, concediendo licencias de viajes humanitarios, religiosos y educativos.



Se concluyeron negociaciones secretas, donde la parte cubana aceptó recibir como repatriados a mil quinientos emigrantes del Mariel que ellos consideraron excluibles para ser residentes en Estados Unidos. Sin embargo, funcionarios yanquis afirman que «Cuba solo logró obtener de esos acuerdos, una vaga esperanza de que su concesión sentaría las bases para conversaciones bilaterales más amplias», lo que no se materializó.



Obama, en sus aspiraciones de obtener ventajas ideológicas antes de que Cuba eligiera al sustituto del presidente Raúl Castro, reestableció las relaciones diplomáticas, pero mantuvo la guerra económica, el financiamiento a la subversión y se negó a tratar la retirada de la base naval en Guantánamo. Su línea fundamental fue socavar las bases del apoyo popular desde adentro, centrando su esfuerzo sobre la juventud y los trabajadores no estatales, mediante golpes suaves.



Corea del Norte no debe esperar ningún avance sustancial en las relaciones con Estados Unidos, todo será el espejismo que de conversan sobre temas que no llegan a ser cruciales, a la vez que insisten en ahogarla con sus sanciones económicas, esas que como hacen contra Cuba, solo levantarán cuando exista lo que ellos denominan un “cambio de régimen”.



Con Estados Unidos no hay otra opción que seguir luchando, porque, como dijo José Martí: “Vale más un rebelde que un manso”.


Nota:
*  En El Heraldo Cubano,  blog: https://heraldocubano.wordpress.com/2018/07/12/norcorea-califica-la-posicion-de-estados-unidos-de-lamentable-y-preocupante/  Para la publicación en Ansina es… solamente hemos realizado cambios de adecuación al estilo editorial del blog, como por caso el reemplazo en el título y texto de la nota de “Norcorea” por “Corea del Norte”, los que no modifican los conceptos del autor. G.E.

miércoles, 11 de julio de 2018

Despenalización del aborto: ¿iglesia no es sinónimo de asamblea?



Mientras variadas mediciones de opinión en la sociedad argentina, tal cual fuera el resultado de una suerte de gran asamblea social, indican que una definida mayoría está a favor de despenalizar el aborto (de ninguna manera de promoverlo como expresión cultural)1, la Iglesia Católica en la voz de sus dirigentes de cúpula se manifiesta en contra.

La palabra “iglesia”, explican los diccionarios, deviene de las lenguas griega y latina: «Del latín tardío ecclesia, y del griego ἐκκλησία ekklēsía; propiamente “asamblea”». Sobre “asamblea” estos mismos libros refieren a: «Reunión de los miembros de una colectividad para discutir determinadas cuestiones de interés común y, en su caso, adoptar decisiones», por caso asambleas gremiales de trabajadores, de estudiantes o comunales de pobladores, y también «Reunión de miembros de un cuerpo constituido, convocada reglamentariamente para deliberar sobre asuntos privados o públicos». Algunas congregaciones cristianas existentes en Nuestramérica aluden al funcionamiento der sus “iglesias” en tanto, precisamente, asambleas.

Lo que, no quedarán dudas, resulta evidente, es que altos miembros jerárquicos de la principal comunidad religiosa, la católica (“universal”, es el significado de su nombre), exponiendo como símbolos de sí mismos vistosos gorros y entorchados, y que en los días que corren se han propuesto confundir a la sociedad con su negativa a la “legalización” del aborto (eso es, no otra cosa). No propone la asamblea social “legalizar” o “promover” la suspensión del proceso de gestación humana (no es asunto ahora de las razones que hubiere para ello), sino de “despenalizarlo”: lo que no es lo mismo, se manifiesta a favor de que no sea objeto de castigo, de cárcel –para decirlo con dureza–, como hasta ahora. (Y de gran negocio de profesionales e instituciones privadas médicas que, en su mayoría y con prístina hipocresía, muy probablemente militan en las huestes llamadas católicas.)

Esta iglesia de los obispos, que incluye a una jerarquía romana alejada del “pueblo de Dios” y de sus pastores plebeyos, y que se mete en un asunto que por derecho no le incumbe, es la que en cuanta dictadura asesina y torturadora campeó por el mundo y puede volver a campear no se inmutó ni inmutará, piérdase la esperanza de ello.

Conclusión: si algunas lecturas de análisis dícese que periodístico apuntan ahora a que los dichos recientes de arzobispos y obispos, e incluso de Jorge Bergoglio en tanto Papa, están dirigidos a Mauricio Macri para corregir sus desviaciones, desécheselas. Si de eso se tratara hay mil otras cuestiones para señalar, y no que vete o no vete una ley que, si es aprobada, inhiba la intervención judicial y consecuente pena cuando una mujer manifestara su voluntad de suspensión de una gestación ante las autoridades de aplicación.

Nota:
1 Véase en el diario Clarín del pasado 8 de abril (2018) la nota de Eduardo Paladini sobre encuestas respecto de la despenalización del aborto. La nota es anterior a la votación afirmativa del proyecto que hizo la Cámara de Diputados: https://www.clarin.com/politica/nuevas-encuestas-aborto-horas-arranque-debate_0_rkAj4JusG.html