Páginas vistas en total

sábado, 28 de febrero de 2015

Nemtsov-Nisman, en acción “el nuevo eje” mundial



El peligro es creciente en el mundo entero, como el peligro en las sierras chicas de Córdoba, provincia del centro geográfico de Argentina, donde el negocio inmobiliario destruye el monte autóctono, las topadoras construyen “países ricos” (countries exclusivos)  y los demás, el Estado, nosotros, tenemos que acudir en ayuda de los damnificados por los torrentes de agua consecuencia de los privilegios de los “nuevos ricos ma non troppo”, es decir, de los ladrones de guante blanco y su claque1: la “gente bien”. Sobre la especial cuestión cordobesa ya publicamos el pasado 18 de febrero una declaración de la Coordinadora Ambiental y de Derechos Humanos de las Sierras Chicas.2

Antes de que mañana, domingo, se llevaran a cabo en Moscú actos y marchas críticas contra el gobierno presidido por Vladímir Putin, fue asesinado el pasado viernes 27 de cuatro balazos por la espalda mientras cruzaba a pie un puente sobre el río Moscova, según la información dada por agencias periodísticas rusas, Boris Nemtsov, dirigente de la oposición y partidario del régimen a favor de la OTAN que a duras penas domina Ucrania desde Kiev.

Boris Nemtsov, nacido en octubre de 1959 (55 años cumplidos al ser asesinado) había tenido formación científica doctorándose muy joven en Física y Matemática en la década de 1980 en la Universidad Estatal de Gorki, y durante los años de la perestroika de Mijail Gorbachov resultó atraído por la propaganda capitalista. Más tarde se vinculó con las huestes de Boris Yeltsin, el que podría también ser llamado el Carlos Menem ruso: un aventurero ligado a los más turbios negociados prohijados por el capitalismo. Ahora, el neoliberal Nemtsov se manifestaba plenamente solidario con el régimen de Poroshenko en Ucrania vinculado con la Organización militar del Atlántico Norte (OTAN) dirigida por Estados Unidos y sus aliados europeos, y contrario al independentismo del este ucraniano, históricamente rusoparlante, que conformó repúblicas populares en Donestk y Lugansk unidas en una confederación llamada Estado Federal de Nueva Rusia.

El presidente Putin, como se ha informado, ha dispuesto una urgente y profunda investigación en apoyo de los tribunales judiciales rusos para esclarecer el asesinato, que parece haber sido cometido por sicarios profesionales. El objetivo del “encargo” tiene singulares parecidos con las últimas acciones y la muerte del fiscal argentino Alberto Nisman: desestabilizar gobiernos que no se doblegan frente a los mandamases del capitalismo concentrado y mafioso.

Vamos a reproducir, dadas sus destacadas síntesis y fiel representación del análisis político de un sector de la sociedad mundial contemporánea, para el caso de la sección argentina, las intervenciones de dos lectores en el foro del diario de Buenos Aires Infobae hechas al pie de la información sobre el suceso moscovita.3 Quienes intervienen lo hacen con sus respectivos nombres de usuarios registrados en Facebook:

Patricio Amenabar: «[sic] Este sicario a contrata por los gobiernos empoderados [sic] se especializa en crímenes políticos, de Argentina a Rusia en menos de un mes?».

Eduardo Berrini: «[sic]Putín no fué el que vino acá a dar lecciones de “democracia”.... Y alguien que se llama Cristina se interesó por “los asuntos rusos”?».

Es tan ridícula como alarmante la imbecilidad que exponen estos comentarios que, generalizados, anegan como los desbordados torrentes pluviales cordobeses la vida colectiva social. En Buenos Aires, Montevideo, Caracas y otras ciudades suramericanas, en los bares y confiterías desde las pantallas de televisión y con los diarios sobre las mesas (en las riberas del gran estuario del Plata principalmente los matutinos Clarín, La Nación o El País) se replican patológicamente pensamientos mediocres, de mera suma. La irrupción de estas acciones perversas está dirigida al desencadenamiento del caos político, las crisis gubernamentales y situaciones de conflicto bélico que en apariencia solamente puedan ser “resueltas” por el aparato “pacificador”  militar e imperial ultra capitalista.

Este domingo 1º de marzo en Buenos Aires se hará una poderosa demostración  de voluntad democrática frente al Congreso de la Nación, cuando la presidenta Fernández de Kirchner realice la apertura de las sesiones ordinarias anuales del parlamento. Esta demostración, en el marco del derrumbe de la operación Nisman, fortalecerá a lo mejor del pueblo argentino que, sin embargo, deberá esforzarse todavía más en desarrollar su pensamiento crítico y, a la vez de advertir al Gobierno de errores o descuidos políticos impulsar la profundización de los aciertos, y tanto extremar la vocación pacífica como el estado de alerta ante las provocaciones.

Los sicarios existen, sus sostenedores también, y si bien se infiltran entre nosotros no son hijos de los pueblos.


Notas:
1 Dice el diccionario: ׂ«Grupo de personas que aplauden, defienden o alaban las acciones de otra buscando algún provecho».