Páginas vistas en total

domingo, 15 de febrero de 2015

Vuestra existencia nos importa





Ansina es…, que ya suma algo menos de trescientos artículos incorporados, se lee en veintitantos países de América, África, Europa, Asia y Medio Oriente. Se lee más en Argentina (30% de las visitas), Estados Unidos de Norteamérica (23%), Rusia (6%), Alemania (5%), Uruguay, Francia, España y Malasia (entre los cuatro suman en partes iguales 8 %), Ucrania (1 %), y entre Ecuador, Venezuela, Grecia, Chile, Indonesia, Israel, México, Colombia, Costa Rica, Nigeria, Bolivia, Paraguay y Brasil (juntos, 7 %, a veces unos más y otros menos, o al revés). La suma de estos guarismos significa 80 % de las visitas registradas, el resto de ellas (20 %) no aparece en la estadística.



Sin ninguna duda que nos gustaría que el blog tuviera más seguidores y, principalmente, más lectores. Solicitamos a cada uno de ustedes que procuren multiplicar las visitas. No por parte de ustedes mismos sino recomendando Ansina es… a amigos, compañeros de trabajo y familiares, y a sus contactos de correo electrónico, redes, etc.



Estamos atentos a vuestra existencia. Nos importa. Por eso les pedimos se pongan en contacto con nosotros para hacernos comentarios, sugerencias, preguntarnos… lo que fuera: gervasioespinosa@gmail.com  o  gervasioespinosa@hotmail.com



Algunas veces no somos muy productivos en este quehacer, es cierto, y también en oportunidades hemos estado ausentes por más de un mes. Hay explicaciones: una es que hay épocas en que el trabajo de corrector de libros nos exige mucha dedicación y genera cansancio intelectual, y otra que se acumulan obligaciones familiares y domésticas que hay que resolver: reuniones familiares con hija e hijos, nietas y nietos, y además tareas de mantenimiento y reparaciones como cortar pasto, podar plantas, construir algún mueble necesario, pintar paredes, aserrar y acumular leña… todas cosas que en casa y con mi compañera de casi cincuenta años de vida resolvemos por nosotros mismos.














¡Abrazos, y muchas gracias!



Gervasio