Páginas vistas en total

viernes, 4 de diciembre de 2015

“Venezuela, desde hace años, grita libertad”, por Alfredo Serrano Mancilla*




Por primera vez estoy plenamente de acuerdo con el titulo de un artículo de opinión aparecido en el diario El País, de España: “Venezuela grita libertad”. Ésta es la demanda firmada por Mariano Rajoy (Presidente del Gobierno de España), David Cameron (Primer Ministro del Reino Unido), Thorbjørn Jagland (Secretario General del Consejo de Europa), Felipe González (ex presidente español) y Ricardo Lagos (ex presidente chileno). Los cinco, autoproclamados garantes de la democracia, reivindican el valor de la libertad en Venezuela de cara a las elecciones legislativas del próximo 6 de diciembre. Se agradece la preocupación de la mal llamada comunidad internacional para que Venezuela vote en plena libertad.

Sin embargo, la opinión de estas VIP (Very Important Person) presenta demasiados errores, descuidos u omisiones como para ser tenida en cuenta. He aquí algunos ejemplos:

1. El artículo hace mención especial del pensamiento político demócrata de Montesquieu en relación con la división de poderes. Por un lado, sorprende que personalidades como Rajoy o González den ejemplo de división de poderes cuando jamás han permitido un Tribunal Constitucional que no haya sido elegido por los partidos que ambos representan. Además, también llama la atención que no hayan considerado –ni de pasada– que en Venezuela, bajo la nueva Constitución, hay un poder electoral propio, independiente de ningún ministerio, no cómo sucede en España. Tampoco se dice nada acerca de que el rector del órgano electoral venezolano, Luis Emilio Rondón, es abiertamente opositor tal como lo ha demostrado en infinitas ocasiones.

2. El grupo VIP sigue empecinado en recordar el artículo 9º de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: “Nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado”. Cierto es, y así debe ser cumplido. Pero ocultan que en Venezuela el señor Leopoldo López es detenido y está preso no de manera arbitraria, sino por ser responsable de instigar un derrocamiento contra un gobierno constitucional que acabó con más de cuarenta muertes.

3. El artículo de las VIP continúa afirmando que “las manifestaciones que se iniciaron en febrero de 2014 fueron pacíficas”. Más que ceguera, a estas alturas, podríamos hablar de mentira. ¿Cómo pueden pronunciar el término “pacífico” luego de haber habido tantas muertes?

4. Siguen erre que erre con su visión colonizadora. No logran entender que el cambio de época en América latina ha traído consigo un sentimiento de soberanía que es incompatible con la presencia de los observadores internacionales “independientes” propuestos por la Organización de Estados Americanos y la Unión Europea. ¿Es que los Estados Unidos (OEA) y la Unión Europea (UE) permiten a los países latinoamericanos ser notarios de elecciones en sus propios territorios? No. Como debe ser. La recuperación de la soberanía implica precisamente eso: tratarse de igual a igual, de tú a tú, sin supremacía de un bloque geopolítico sobre otro. Es por ello que Venezuela acepta que sea la Unasur, y no la OEA ni la UE, quien tenga la misión de acompañamiento electoral. Esto, obviamente, no se menciona en ningún lugar de esta reclama de las VIP.

En definitiva, desde afuera de la región latinoamericana, se sigue comprendiendo poco o muy poco lo que pasa adentro. El caso venezolano, por su gran transformación, es seguramente el país más desconocido desde los centros hegemónicos de poder. Todavía creen que los venezolanos votan leyendo la prensa extranjera. Venezuela, desde hace años, grita libertad para votar según sus propias valoraciones, sus símbolos, su nueva identidad política. El club VIP del orden dominante internacional no logra entender que el tiempo de “vuelven las carabelas” ya es tiempo pasado. A partir de ahí, veremos qué sucede el próximo domingo donde está en juego el futuro de Venezuela en esta América latina en disputa.

Notas:
“Venezuela grita libertad. Cinco mandatarios internacionales condenan los excesos del Gobierno con la oposición”, en  http://internacional.elpais.com/internacional/2015/11/30/actualidad/1448890473_971718.html
Alfredo Serrano Mancilla es doctor en Economía, de nacionalidad española, y Director del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica, con sede en Quito, Ecuador. El texto, tomado de CELAG, fue editado para la presente publicación. G.E.