Páginas vistas en total

lunes, 28 de diciembre de 2015

Solidaridad rioplatense: Coalición por una Comunicación Democrática




Hemos escogido esta fotografía para ilustrar la nota porque en ella se ven, reunidos,
militantes uruguayos del MPP y argentinos de La Cámpora. La fotografía fue obtenida de un catálogo de imágenes en internet, y al parecer empleada por primera vez el 25 de febrero de 2012 por Diario Veloz, de Buenos Aires, dirigido por Samuel “Chiche” Gelblung. En esa oportunidad acompañando un artículo de Agustín Laje con el título “La explotación del hombre por el Estado”, al que reproducimos íntegro en la entrada que sigue a la presente y lleva por título
“Plan Cóndor siglo XXI”. 


La Diaria (http://ladiaria.com.uy/articulo/2015/12/en-solidaridad/), medio gráfico y online montevideano, publicó hoy que la Coalición por una Comunicación Democrática (CCD) de la República Oriental del Uruguay, asociación de distintos colectivos sociales vinculados a medios de comunicación, centros universitarios dedicados a la materia y trabajadores de la especialidad expresó en un comunicado «su rechazo a la intervención por decreto, por parte del Poder Ejecutivo argentino, de dos organismos de comunicaciones en ese país: la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual Argentina (AFSCA) y la Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (AFTIC). En ambos casos la intervención fue de la mano con la remoción de las autoridades de los organismos, que tenían mandatos hasta 2017 en el caso de AFSCA y hasta 2019 en el de AFTIC».

La CCD oriental destaca que la intervención «implica una violación de las leyes de creación de estos organismos, que no pueden ser modificadas por decreto». El documento también pone de relieve que la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual argentina es “considerada un gran avance en materia de libertad de expresión por los organismos internacionales”. También que “Más allá de las críticas que pueda merecer la aplicación que se ha[ya] hecho hasta el momento de estas leyes, esta intervención por decreto, que viola autonomías establecidas legalmente sin pasar por la debida discusión parlamentaria y sin ningún diálogo con la sociedad, implica un retroceso en materia de libertad de expresión y democracia”. La CCD uruguaya manifestó explícitamente su solidaridad con su similar argentina, organización impulsora de la ley.

Gracias, uruguayas y uruguayos compatriotas de la Patria Grande.

Otros, como quienes quizá, algunos, no todos, han sido ingenuos en sus afirmaciones, y los más apegados a las “inversiones” inmobiliarias y financieras argentinas de dudoso origen sobre las que mejor es no preguntar, creen que ahora las relaciones serán mejores. Sin duda serán mejores para los nostálgicos y empeñados en revivir un Plan Cóndor “aggiornato”, el contrabandeo de autos y la explotación del hombre por el hombre, así, tal cual.