Páginas vistas en total

sábado, 18 de enero de 2014

La NSA procesa por día información de 200 millones de SMS



Difundió hoy la agencia oficial de noticias de Argentina, Télam (http://www.telam.com.ar/notas/201401/48492-la-nsa-procesa-informacion-de-200-millones-de-sms-por-dia.html), que nuevos documentos confirman que los mensajes de texto subrepticiamente vigilados por la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos también son utilizados para extraer otros datos personales de usuarios, según publican medios británicos. Se sabe desde hace mucho que EE. UU. nos espía arguyendo que lo hace por la seguridad de su país, el que no solamente nos amenaza sino que pone en peligro al mundo entero. El capitalismo nutre sus opíparos negocios con la información que Obama le facilita.


La NSA procesa todos los días casi doscientos millones de mensajes de textos de todo el mundo y, además, extrae de ellos datos de ubicación geográfica, contactos y detalles de tarjetas de crédito vinculadas a los teléfonos, que probablemente cuanto “más inteligentes” más correveidiles son. Las revelaciones, dice Télam, surgen de documentos filtrados por Edward Snowden y publicados por el diario británico The Guardian en colaboración con el Chanel 4 de televisión.

En el informe también se revela que la agencia de espionaje GCHQ, del Reino Unido, también hizo uso de las bases de datos de la NSA en busca de ese tipo de información en las comunicaciones de los propios británicos.

El programa de la NSA, cuyo nombre en código es “Dishfire”, procesa “todo los datos que puede”. Según la investigación, esta “agencia” habría hecho un “uso extensivo de su base de datos para extraer información como planes de viaje de la gente, libretas de contacto, transacciones financiera y más”, detalla el diario inglés.

En los documentos obtenidos, fechados en abril de 2011 bajo el subtítulo “Mensajes de Texto SMS: una mina de oro para explotar”, se revela que además se pudieron obtener: cinco millones de alertas de llamadas perdidas, más de un millón y medio de cruces de fronteras, más de ochocientas mil transacciones financieras y más de setenta y seis mil datos de “geolocalización” de los usuarios.

Luego de publicada la información por los medios británicos, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ordenó limitar el espionaje pero solamente en el caso de los presidente amigos, y siempre que no haya “un importante motivo de seguridad nacional”.