Páginas vistas en total

jueves, 16 de enero de 2014

Argentina *



El Gobierno decretó tres días de duelo nacional por la muerte del poeta Juan Gelman, fallecido el martes en México, a sus 83 años. “La Bandera está a media asta porque murió un poeta enorme”, resumió el ministro de Defensa, Agustín Rossi. El secretario de Cultura, Jorge Coscia, destacó que el escritor que recibió el Premio Cervantes en 2007 “expresa una tradición muy importante en la literatura argentina” y elogió su “fuerte compromiso político”. “Su vida conjugó la militancia política y el compromiso con la lucha por los derechos humanos”, expresó el CELS, que lo representaba como querellante en las causas por delitos de lesa humanidad sufridos por su familia. Gelman “hizo más por la justicia que miles de jueces”, afirmó el ex juez español Baltasar Garzón, quien confesó sentir “un gran vacío” por la muerte del poeta. El director del Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti, Eduardo Jozami, expresó que “en la obra de Gelman puede leerse la historia del siglo” y agregó que “habrá que releer esos textos que abordan las grandes preguntas”. “Además de poeta y periodista, Gelman fue un militante revolucionario que abrazó la causa del pueblo desde la adolescencia”, expresó La Cámpora1 en un comunicado. “No concebía la separación entre poesía y compromiso político: para hablar del amor como sólo él podía hacerlo primero se debía ejercer el amor al pueblo”, explicó. “El pueblo lo despide con dolor y con el reconocimiento que sólo pueden tener aquellos a quienes el pueblo adopta como propios”, sostuvo la agrupación.

La presidenta Cristina Fernández dispuso “tres días de duelo, entre hoy (por ayer) y el viernes, por la muerte del poeta y escritor Juan Gelman”, informó el Gobierno desde su sitio oficial. “Esta mañana, la Presidenta firmó el decreto respectivo, que dispone la Bandera a media asta” hasta el viernes, precisó el comunicado en el que se destacó que Gelman “conjugó la prosa con la vocación revolucionaria y la búsqueda de justicia por su hijo y nuera desaparecidos”.

Coscia expresó que con el fallecimiento de Gelman “se ha ido uno de los más grandes escritores argentinos contemporáneos, uno de los más grandes poetas de la lengua española”. El secretario de Cultura apuntó que “solamente midiendo sus valores de poeta estamos hablando que por una razón valedera fue reconocido con el Premio Cervantes”. “Es una gran pérdida, dolorosa pérdida, que ha tenido una larga vida y una vida fructífera”, agregó.

“Su vida conjugó la militancia política y el compromiso con la lucha por los derechos humanos”, expresó el CELS al expresar su pesar por la muerte de Gelman. “Su incansable lucha y su interés por encontrar respuestas sobre los responsables de la desaparición y asesinato de su hijo, el destino del cuerpo de su nuera y la búsqueda de su nieta habilitaron el desarrollo de estrategias legales y políticas que permitieron hallar el cuerpo de su hijo, encontrar a su nieta e impulsar el juzgamiento de esos hechos en la causa Automotores Orletti”, recordó el organismo que representaba a Gelman como querellante en la causa que tuvo por víctimas a su hijo Marcelo y su nuera María Claudia Iruretagoyena. “El CELS saluda a los familiares de Juan Gelman en este doloroso momento y expresa su reconocimiento por la lucha y trayectoria del poeta en la búsqueda de memoria, verdad y justicia”, concluye el comunicado.

“Es y será ejemplo para los que creemos que la fuerza del derecho siempre estará por encima de quienes abusan de los más débiles”, dijo Garzón. “Juan Gelman es un referente para todos los latinoamericanos, para los españoles y para los defensores y defensoras de derechos humanos del mundo”, lo elogió, y destacó “la sensibilidad en su poesía, la coherencia en sus convicciones y la ética en la defensa de las víctimas”. “Era un luchador por la justicia contra los represores y genocidas. El ha hecho por la justicia mucho más que miles de jueces que no están junto a las víctimas en la impartición de justicia”, concluyó el jurista español.

“En la obra de Juan Gelman puede leerse la historia del siglo”, sostuvo Jozami. “Los entusiasmos revolucionarios de la década de 1960 a los que nunca renunció pese a su disposición a revisar y criticar todo lo necesario, el exilio y la angustia por los compañeros queridos, la lucha por los derechos humanos y el empeño inagotable en la búsqueda de sus familiares desaparecidos, la denuncia perseverante de un mundo desigual, el cuestionamiento de las viejas y nuevas formas de dominación” en sus notas como columnista de Página/12, enumeró el director del Centro Cultural Haroldo Conti. “Deja una obra que ya ha merecido estudios muy valiosos pero que aún no nos ha revelado todos sus secretos”, expresó Jozami, y agregó que “habrá que releer esos textos que abordan las grandes preguntas, porque si todo gran poeta es un filósofo, eso es aún más claro leyendo al último Gelman”. “Un filósofo de Villa Crespo que levantó vuelo para mirar desde arriba los gozos y miserias del mundo, sin perder nunca su estilo de porteño cachador”, resumió Jozami.

La Cámpora destacó que muchos de quienes lamentan la muerte de Gelman no lo leyeron. “Y contrariamente a lo que pueda parecer, eso no representa un defecto, sino una gran virtud. Cuando se define lo popular, se debería tener como paradigma una figura similar a la de un poeta que pocos han leído pero que lo conocen y admiran millones. Porque su vida y su obra se entremezclan a tal punto de que ya no es posible separarlas. Su obra se diluye en su vida y viceversa”, expresó la agrupación en un comunicado. La Cámpora repasó la “mirada crítica y nada dogmática (que tuvo) en cada organización en la que participó”, luego el exilio, la desaparición de su hijo y su nuera embarazada, la lucha por dar con su nieta apropiada y el reencuentro. “Con cada jirón de vida que la historia le fue arrebatando hizo un poema para conjurar el olvido. No aceptó ser indultado en 1989 junto con los militares que habían asesinado a sus hijos y a tantos otros compañeros”, recordó. “Desde México siguió ejerciendo asiduamente un periodismo que denunció los atropellos imperialistas y que sintió como propias las injusticias cometidas contra los hombres en cada rincón del mundo como lo enseñara el Che Guevara”, explicó.

El diputado del PRO, Daniel Lipovetzky, también expresó sus condolencias a la familia del poeta. “Los poemas de Gelman reflejaban las heridas de la Argentina. Dolores que vivió y reflejó a través de sus poemas. En sus palabras se resalta la militancia letra a letra por los derechos humanos”, expresó en un comunicado. El ex secretario de Inclusión y Derechos Humanos del gobierno porteño recordó un poema que dice “nunca fui dueño de mis cenizas” y agregó que “así será, porque Juan Gelman vivirá siempre en sus poemas, en sus notas periodísticas y en cada nieto recuperado”.

* Publicación original en Página/12 del 16 de enero de 2014: http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-237855-2014-01-16.html

1 La Cámpora es una organización juvenil de base integrante del Frente para la Victoria gobernante en Argentina, la cual forma parte de una más, de amplia composición política y denominada Unidos y Organizados. De La Cámpora han surgido no pocos integrantes de los gobiernos nacional y provinciales de Argentina, como es el caso de Axel Kicillof, actual ministro de Economía, de 40 años, doctorado en la especialidad, docente universitario e investigador científico del CONICET.