Páginas vistas en total

miércoles, 11 de marzo de 2015

La UNASUR y la CELAC deben reunirse ya, sin demoras



Tabaré Vázquez y Nim Novoa, presidente y canciller uruguayos recién inaugurados, en tanto ese Gobierno heredó de José Mujica la presidencia pro tempore de la unión suramericana resolvieron postergar hasta el 23 de marzo el cónclave de ministros de Relaciones Exteriores organizador de una cumbre de presidentes para enfrentar la falta de respeto estadounidense a toda América Latina y el Caribe. Rafael Correa, presidente de Ecuador, anteayer daba por segura la realización de la reunión en Montevideo mañana, cuando califico de “grotesca” y “descarada” la decisión de Washington, donde los cancilleres prepararían una urgente cumbre de jefes de Estado para la próxima semana. La convocatoria fue iniciada por, entre otros Gobiernos, el de Correa, y por el Secretario General de la UNASUR, el colombiano Ernesto Samper, ni bien Barack Obama, en tanto titular del Poder Ejecutivo de Estados Unidos de Norteamérica, determinó con fuerza de ley de su país que Venezuela los “amenazaba”, habilitando de esa manera acciones militares de “defensa”: implantar un nuevo frente bélico procurando si no detener al menos disimular su propio derrumbe.

Unos días antes, el 3 de marzo, según publicó entre otros medios de prensa el diario El País de Montevideo, el vicepresidente uruguayo Raúl Sendic había afirmado que no le constaba que hubiera injerencias estadounidenses en Venezuela:

El vicepresidente de la República, Raúl Sendic, afirmó que “hay que estar atentos” a la situación de violencia que vive Venezuela e indicó que si bien el gobierno venezolano habla “de injerencias externas, nosotros no tenemos elementos para acompañar esa afirmación, pero sin dudas que es un proceso que a todos nos tiene preocupados y lo vamos a seguir mirando con mucho cuidado”.1

Al presidente venezolano Nicolás Maduro esa apreciación de Sendic sin lugar a dudas molestó, como a muchísimos latinoamericanos e inclusive como ha debido perturbar seriamente en el propio interior del Frente Amplio y partidos de izquierda uruguayos. Maduro, sin nombrar al responsable de la pobre excusa para ocultar váyase a saber que “compromisos”, lanzó sobre el caso una elíptica referencia citando a su mentor, Hugo Chávez:

“Qué vergüenza esa declaración”, indicó. “El ex presidente Hugo Chávez me decía: ‘Tranquilo, Nicolás, que el mundo está lleno de cobardes’. Cuando por allá salió un cobarde, a tratar de ganar indulgencia con los gringos”, añadió Maduro. Sendic dijo hoy [11 de marzo] que se sintió aludido por las afirmaciones y que al mandatario venezolano “le faltó información para hacer una afirmación de esa naturaleza”.2

Ahora, escudados en una presunta ofensa y necesidad de dilucidar en profundidad una realidad que es palmaria, Vázquez y su canciller el estanciero Nim Novoa, resuelven dar tiempo al tiempo y postergar la cumbre presidencial sureña y latinoamericana. Los partidos de la “concertación” de derecha, Blancos y Colorados, aplauden la movida.

Es muy lamentable que volviera a suceder, como era previsible, un episodio similar a aquel del pedido de ayuda a Bush ante la presunción de un eminente ataque argentino durante el conflicto por la instalación de mega industrias celulósicas sobre la banda oriental del río compartido. El 13 y el 14 de octubre de 2011, antes de la existencia de este blog, hace casi cinco años, en sendos artículos publicados por ALAI América Latina expresamos que Vázquez, del barrio La Teja, era un hombre tristemente peligroso, recomendamos leerlos o, si en su momento se lo hizo, releerlos.3


Notas: