Páginas vistas en total

martes, 29 de abril de 2014

Palabras (ni más ni menos). Hoy: ¿conservador o renovador?



Se dice que el Gobierno español presidido por Mariano Rajoy es conservador. A mí me parece que es “renovador”, como se plantean quienes dicen ser de “centro”, ni de izquierdas ni derechas políticas, como entre tantos que abrevan en el gran estuario Del Plata se define el protomatemático argentino Sergio Massa, quien con fines electorales ha resumido su nombre en la mínima fórmula “+a”.

Véase que en el país donde co-gobierna o es gerente Rajoy, según una Encuesta de Población Activa (EPA) realizada y dada a conocer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), un organismo del propio Estado español, sólo en los primeros tres meses de este año 2014 se perdieron otros 184.600 puestos de trabajo, manteniéndose la desocupación –o “el paro”, como allí se la llama– afectando a 25,93 % de la población en edad de trabajar. A los más jóvenes la falta de trabajo afecta mucho más: 55,48 % no tienen trabajo.

Así pues, pienso que Rajoy está empeñado en la renovación: en renovar y hacer más vívidos los sufrimientos y las angustias populares en proporción directa aunque inversa con el salvataje de los explotadores. Un conservador, se podría decir, procuraría conservar los puestos de trabajo. ¡Coño, que hijo’eputa!