Páginas vistas en total

jueves, 2 de agosto de 2012

Hay avances… ¿va a ver avances?, ¿habrá avances?


Dicen que Pepe Mujica dijo “Hay avances, va a ver avances”, es decir, dicen que el Presidente uruguayo afirmó al periodista que lo consultaba que vería avances, lo que no implica que necesariamente lo que el dicho periodista viera fueran real y efectivamente avances.

¿Por qué Mujica no afirmó, en plural, dirigiéndose no solamente al periodista sino también a los lectores y oyentes de la noticia, de esta manera?: “Hay avances, van a ver avances”.

Puede que la “ene” del plural haya resultado aspirada, o hubiera mucho ruido ambiental y no se escuchó. También puede haber sucedido (no a ver sucedido sino haber sucedido) que no se haya registrado cabalmente la respuesta, sea mediante los aparatos a ese efecto o sea mediante solamente la memoria del interlocutor, el periodista, dado que la pronunciación de Mujica suele no ser articulada con claridad.

Pero si tenemos en cuenta el contexto, que José Mujica y Cristina Fernández se reunieron ex profeso para destrabar el conflicto en torno al dragado de un canal de uso binacional, y que tal conflicto fue suscitado principalmente por las confusiones que generan errados o maliciosos ejercicios del periodismo (y la deficiente “lectura” que se hace de estos), y que la reunión habría sido favorable para encontrar una solución, entonces lo más probable es que Pepe, en realidad, dijo:
“Hay avances, va a haber avances”

¿Cómo se comporta un periodista serio e inteligente en este caso? Vuelve a preguntar a su entrevistado: “¿Usted dice que habrá avances?”. Si, por caso Pepe Mujica, responde afirmativamente entonces el periodista dice o escribe con una construcción más clara y concisa:
“Hay avances, habrá avances”

Visto y explicado veamos ahora que medios repitieron la frase confusa (“Hay avances, va a ver avances”):





Y muchas decenas más…

¿Qué medio desató el desatino (desató la falta de tino)?

Fue el famoso diario La Nación, de Buenos Aires, en las ediciones impresa y digital del miércoles 1º de agosto, que con la firma de Alberto Armendariz1 –no queda claro si actuando como corresponsal en Brasilia–, pone, como se dice, “negro sobre blanco”:

“BRASILIA.- «Hay avances, va a ver avances», afirmó ayer a LA NACION el presidente de Uruguay, José Mujica, al referirse a las conversaciones que en las últimas horas tuvieron él y funcionarios de su gobierno con las autoridades de la Argentina para frenar la escalada de tensión en las relaciones bilaterales a raíz de la cuestionada licitación para el dragado del canal Martín García en el Río de la Plata.”


1 Según la base de datos del sitio Linkedin, que registra a profesionales de distintas especialidades, Alberto Armendariz (así, sin tilde de palabra grave) es corresponsal en Nueva York de los diarios La Nación y Reforma, de Buenos Aires y México, respectivamente, y se formó en la Universidad del Salvador, de Buenos Aires, entre 1990 y 1996.