Páginas vistas en total

lunes, 6 de agosto de 2012

Eduardo Lorier y, nuevamente, la sintaxis de El País de Montevideo metiéndose en política…


Leemos en el diario El País de Montevideo del 6 de agosto de 2012:

“En el Frente Amplio entienden que «hay que bajar la pelota al piso» para evitar un nuevo enfrentamiento con Argentina. «Si nosotros no tenemos en cuenta que los intereses contrarios están metidos tratando de hacer estos ruidos y le seguimos el juego somos boleta», dijo el senador Eduardo Lorier (Partido Comunista) a la salida del Plenario Nacional.

“Lorier argumentó que hay que ser «prudente» en el relacionamiento y señaló que la mejor manera de resolver los problemas es el vínculo personal entre los primeros mandatarios. «(José) Mujica tiene una relación única con las presidentas de Argentina y Brasil y con el de Venezuela como no lo tiene nadie y eso nos abre un montón de puertas», señaló el senador.”


La recomendación de “prudencia” del senador comunista Eduardo Lorier es inteligente y valiosa. Cuando dice que “los intereses contrarios están metidos tratando de hacer estos ruidos” acierta en el análisis. Probablemente pudiera haber seguido diciendo, y en eso coincidiríamos, que esos intereses son contrarios a los de todos los pueblos de América Latina, especialmente a los de los pueblos de Uruguay y Argentina.

El redactor, y vamos a la cuestión sintáctica, como destacamos en una nota anterior con dichos de Mujica mal trasladados al lenguaje escrito, pinta como torpes a los políticos populares. Puede que sea así como puede que los torpes sean los redactores. Pero  algunos lectores cultivados en el idioma pueden adjudicar la torpeza a Eduardo Lorier.

Volvamos al primer párrafo del diario El País de hoy (versión digital) en el que se transcriben los dichos (una persona muy inteligente Lorier, que se expresa con dominio del idioma y con claridad): “Si nosotros no tenemos en cuenta que los intereses contrarios están metidos tratando de hacer estos ruidos y le seguimos el juego somos boleta”.

Hemos destacado con bastardillas dos conjuntos de palabras (los intereses contrarios) y (y le seguimos) entre los que no hay concordancia de número. La expresión así es incorrecta. Lorier no comete ese error sino que, si es error, lo comete el redactor que transcribe la frase que fue “dicha” por el senador, no escrita, sino, reitero, dicha. El redactor NO PRESTÓ ATENCIÓN A LA DOBLE ESE: “Si nosotros no tenemos en cuenta que los intereses contrarios están metidos tratando de hacer estos ruidos y les seguimos el juego somos boleta”.

¿O será que el redactor de El País quiere que nos hagan boleta?