Páginas vistas en total

sábado, 3 de mayo de 2014

Abuelas de Plaza de Mayo deja de buscar tres nietas o nietos



La crisis social y cultural actual no es ajena a la hipocresía de los mandantes (y mandaderos) de cada época. Mientras minorías pretende bajar la edad de imputabilidad en un país rioplatense y en el otro otras minorías recrear un “servicio militar” a imagen y semejanza del disuelto, o con moralinas se entorpece la aplicación de las leyes que despenalizan el aborto en determinadas circunstancias, Abuelas de Plaza de Mayo ha dado a conocer hoy, sábado 3 de mayo, en Buenos Aires, esta información:



Abuelas ha dejado de buscar a tres nietas o nietos. Los buscaban como buscan a sus hijas e hijos progenitores de sus nietos. Han dejado de buscarlos porque el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) identificó los cuerpos de tres jóvenes mujeres embarazadas asesinadas por la Dictadura Cívico Militar (1976-1982). Se trata de Mónica Edith de Olaso, Alicia Beatriz Tierra y Laura Gladys Romero.



Mónica nació en 1958 en Tolosa, Provincia de Buenos Aires, y junto con su compañero Alejandro Ford formaba parte del Partido Socialista de los Trabajadores (PST) en el momento de su secuestro, el 11 de mayo de 1977, estando embarazada de dos meses. Los mantuvieron en el centro militar clandestino llamado “La Cacha” y muertos fueron enterrados anónimamente en el cementerio de Ezpeleta. Confirmó ahora el EAAF que la joven con tres meses de embarazo fue asesinada el 24 de junio de 1977.



Alicia dio su primer llanto el 16 de junio de 1953 en Pérez, Provincia de Santa Fe. Secuestrada en Rosario, ciudad de esa provincia, el 31 de diciembre de 1976, embarazada de seis meses. Permaneció detenida en el Servicio de Información de la Jefatura de Policía de esa ciudad. El EAAF identificó sus restos en el Cementerio de La Piedad, en Rosario, determinando que fue asesinada el 28 de enero de 1977.



Laura había nacido el 29 de diciembre de 1956 en La Quiaca, Provincia de Jujuy, y con su compañero Luis Guillermo Vega Ceballos formaba parte del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT). Fueron secuestrados el 9 de abril de 1976 en el barrio porteño de La Boca cuando ella estaba embarazada de cuatro meses. El 22 de ese mismo mes, abril de 1976, aparecieron cadáveres en las costas uruguayas, entre ellos el de una mujer embarazada. De los cuerpos se tomaron impresiones digitales y fueron inhumados en un cementerio cercano. Dos de esos cuerpos fueron identificados como los de Laura y Luis. Probablemente fueron asesinados arrojándolos desde los que se conoció como “vuelos de la muerte”.