Páginas vistas en total

viernes, 8 de febrero de 2013

Hambre y guerra, guerra y hambre, guerra misericordiosa contra los hambrientos



El sitio en Internet RT, de la agencia de noticias rusa Novosti, ha publicado dos fotos elocuentes. Las pueden ver personas con enfermedades cardíacas, mujeres embarazadas y niños de cualquier edad, preferiblemente con el asesoramiento de una persona mínimamente entendida en política que ayude a la comprensión de las imágenes.

En la primera se ven manos alzadas que procuran arrebatar una miserable bolsa con algunas hortalizas que en Atenas, Grecia, distribuyen gratuitamente sus propios productores. ¿Qué esfuerzo económico, cuantificado en euros, les habrá significado el contenido de cada bolsa?

La fotografía que sigue muestra los pertrechos guerreros que probablemente porten soldados alemanes a mediados de este año 2013 o inicios del próximo. Cada equipo sólo para un soldado se estima cuesta más de un millón y medio de euros (otros Estados también se alinean en la adquisición de estos elementos que son producidos por empresas del “mercado”).

La guerra (contra los hambrientos) no empleará hortalizas u otros alimentos sino visores infrarrojos, armas sofisticadísimas, teléfonos ultra inteligentes, computadoras, equipos GPS y anteojos, máscaras e indumentaria contra agresiones inclusive biológicas (quizá también contra piojos, garrapatas y otras alimañas hematófagas propias de las situaciones de hambruna que compiten, aunque en minimizada escala, con los múltiples agentes del capitalismo).