Páginas vistas en total

domingo, 2 de abril de 2017

0000111001110000111110000100101010000010000



No, no es surrealismo... ni código binario. Se trata nada más que de un procedimiento de dormidera o de pasatiempo sin impacientarse muy eficaz y que hemos probado: si es el sueño el que no llega o una espera desespera ya no sirve contar ovejitas que saltan una valla de tablas o manifestantes a favor de Macri. Lo he probado, con las ovejas se llegan a contar quizá 1594 ejemplares y un ruido inesperado sorprende, no es un balido ni el aullido de un lobo. Abre uno un ojo, no ve nada raro y se dispone a seguir contando pero olvidó la cifra en la que se suspendió la cuenta. Comenzar una nueva sucesión de números es decepcionante y más desesperante todavía. Encontramos la solución: el sueño llega por cansancio o aburrimiento y no por concentración en abandonar la vigilia mediante el recitado de una ordenada sucesión aritmética. La espera se resuelve cuando no se cuantifica la demora. Entonces, y para no caer en lo impropio de continuar operaciones voluntarias si es que se ha dejado de respirar (eventualidad que puede darse), procedemos a disparar números con cada inspiración, pero números sin regla de sucesión: inspiro - uno, inspiro - uno, inspiro - uno... Para evitar alguna respuesta automática de rechazo al automatismo, y así sostener el objetivo del aburrimiento pueden intercalarse de manera absolutamente aleatoria ceros y unos, así, por caso: inspiro - uno, inspiro - uno, inspiro - cero, inspiro - uno, inspiro - cero, inspiro - cero, inspiro - cer... zzzzzzzzzz
Este procedimiento lo estamos practicando en casa cuando calentamos agua para los fideos o hacemos cola para ducharnos ahora que Gas Fenosa, sospechando una pérdida de fluido en el interior de la casa sugirió que contratáramos a un instalador matriculado para revisar y tramitar la rehabilitación del servicio, mientras tanto nos han reducido el caudal y consecuentemente la presión y potencia calorífica. Protestamos, argumentamos que no queremos gastar 5.000 pesos en algo innecesario, no hay fugas en nuestra instalación sino que la fuga sobre la que avisamos en diciembre estaba en el aparato medidor, en ese mismo que cambiaron cuando vinieron a sospechar que había una pérdida de fluido en el interior de nuestra casa. Aranguren, el especialista en política de fluidos del virrey Macri dice que tengamos paciencia, que no puede deshacerse tanto en tan poco tiempo...
000011100111000011111000010010101000001laputaquelo10110