Páginas vistas en total

viernes, 6 de septiembre de 2013

Perera, un uruguayo caballerazo, trata con respeto a la minita... Yo, respeto a Perera




http://contratapapopular.blogspot.com.ar/2013/09/que-falta-de-respeto.html#links

QUE FALTA DE RESPETO 

por José Luis Perera


La embajadora de EEUU en nuestro país, Julissa Reynoso, habló en Río Negro sobre el conflicto Sirio, y sus declaraciones reflejan sin duda su opinión sobre el referido conflicto, pero también sobre los uruguayos: nos considera estúpidos.

La embajadora dijo que “El presidente (por Barak Obama) ha tomado una posición, en el sentido de que ha dicho al mundo de que está consultando con nuestro Congreso para ver cómo podemos tomar una decisión democrática dentro de las instituciones relevantes de mi gobierno", dijo Reynoso.
Julissa Reynoso les habla a los uruguayos y les dice que su gobierno va “a tomar una decisión democrática dentro de las instituciones relevantes” de su gobierno, claro, una decisión sobre el futuro de otro país en donde nada tiene que hacer el gobierno de la señora Reynoso. La decisión que tome el gobierno de los EEUU, puede seguir todos los pasos institucionales que su sistema establece, pero si lo que decide es un ataque a otro país, es un acto arbitrario, prepotente, nada democrático, y en contra de la organización que nuclea a todos los países del mundo.
Luego nos dice que “los eventos en Siria, se producen de manera extrema y deben crear en el mundo cierto nivel de shock, dado que las normas internacionales, que fueron creadas después de la Primera Guerra Mundial, establecen la manera en la que ciertas armas pueden ser usadas o no”. Es cierto, y su país, Sra. Reynoso, es posiblemente el país que más ha violado esas normas internacionales establecidas. ¿O quizás el NAPALM que su país utilizó por toneladas en Vietnam es un arma convencional, por poner solo un ejemplo?

Luego la embajadora nos toma por estúpidos nuevamente cuando dice: “Es obvio dado la evidencia y la inteligencia que nosotros tenemos que el gobierno de Siria ha estado detrás de estos ataques” y manifestó que otros gobiernos aseguran lo mismo después de que sus respectivos sistemas de inteligencia corroboraran la situación.

Evidencias que solo conoce su gobierno, que no han presentado ante la ONU ni ante nadie, evidencias similares a las que tenían sobre armas químicas en Irak, e involucra a otros gobiernos que corroborarían esas evidencias, sin decir cuales son porque no existen tales gobiernos.

Dijo también Reynoso que actualmente la Organización de Naciones Unidas “está haciendo su análisis”, mientras “los rusos están bloqueando el voto en el Consejo de Seguridad, entonces nosotros tenemos cierta obligación dado el crimen contra inocentes, de tomar una decisión que creemos que es para el mejor interés de los Estados Unidos y de la humanidad”.

Y justamente, Rusia está bloqueando cualquier intento de intervención en Siria porque hasta el momento no hay ni una sola prueba de que el gobierno sirio haya sido quien utilizó las armas químicas, y todo parece apuntar a que fueron los mercenarios fabricados y armados por el propio gobierno de Julissa Reynoso.

Y como es costumbre en los norteamericanos, confunden sus intereses con los de la humanidad. Debería saber la Sra. Julissa Reynoso que el interés de la humanidad no es la guerra que quiere desatar su país, sino que es la paz, esa paz que hasta el día de hoy ha sido imposible justamente por causa de su gobierno, que no dejado de estar en una guerra constante con el resto del planeta desde su nacimiento como nación.

 Finalmente, fue consultada acerca de las nuevas víctimas inocentes que puede dejar como efecto colateral la incursión militar estadounidense en Siria, a lo que la diplomática respondió que “eso son especulaciones, no puedo decir de una manera u otra sin saber qué tipo de iniciativa se va a tomar” explicó.

Especulaciones por cierto más fácil de comprobar que las supuestas evidencias sobre el uso de armas químicas por parte del gobierno sirio. Porque las guerras siempre provocan víctimas inocentes, lo que al parecer es lo que menos preocupa a Julissa Reynoso, puesto que es lo único para lo que no tiene respuesta.