Páginas vistas en total

sábado, 7 de julio de 2012

Genuflexión. ¿Qué es una genuflexión?






Como en la fotografía, una genuflexión es la acción y efecto –dice el diccionario de la Real Academia Española, no lo dicen Marx, Lenin, Trotsky o Fidel–, es la acción y efecto de doblar la rodilla, bajándola hacia el suelo, ordinariamente en señal de reverencia.

Puede que quienes así veneren al capital logren, en el muy corto plazo y en lo personal, beneficiarse de alguna manera. Si son gobernantes no benefician a los pueblos ni a sus países. Sobre el caso PLUNA no solamente se hincó quien en la foto aparece en esa posición, son más. Y son muchos más quienes no lo evitaron. En las administraciones de Batlle, Lacalle y Sanguinetti hubo muchos más ejercicios de concupiscencia, pero no se hincaban, se guiñaban los ojos. ANCAP se salvó por un cachito…

Escribimos “administraciones” porque eso fueron. Los países se gobiernan, no se administran ni gestionan.

El viejo Líber Seregni, como suele decirse, debe estar retorciéndose en la tumba. Mejor disuelvan pronto lo que con su nombre llaman Frente dentro del Frente Amplio, primero para no ofender más la memoria de Seregni y, principalmente, para desarmar un engendro creado para destruir y sustituir al fundacional frente histórico.

En el Frente Amplio habrá que cerrar filas para que no resulte liquidado como PLUNA. En primer lugar, me permito sostener, hay que volver a ocupar espacios que se dejaron huecos: los compañeros del Movimiento 26 de Marzo y de Asamblea Popular tienen que en el propio Frente Amplio presentar batalla de recuperación. ¡Que se vayan los genuflexos!

El PCU tiene que abandonar algunos falsos buenos modales. Y los socialistas mirarse en Grecia, España y Chile. En el MPP, para no ser nabos, abandonen al peronismo como modelo de otra cosa que no sea “muñeca” política.