Páginas vistas en total

jueves, 28 de marzo de 2013

Mapuches y charrúas juntos hubieran escaldado a los culitos blancos



El colmo de los que según el PNUD están más humanamente desarrollados en esta América del Sur

El sitio en Internet de la radio montevideana El Espectador ha publicado este 28 de marzo de 2013 que “el periodista chileno Eduardo Bonvallet aseguró en televisión que los jugadores uruguayos lo trataron «de mapuche» previo al partido para la clasificación al Mundial de Brasil 2014”, juego realizado en Santiago en el que el equipo nacional chileno le ganó a su par uruguayo por dos tantos sobre ninguno.



Refiere El Espectador que el cronista deportivo dijo a la teleaudiencia que “«Me trataron de mapuche, me dijeron de todo», señaló Bovallet. «Ustedes, uruguayos, son genéticamente campeones. Es una cuestión que eso no se los va a quitar nadie. Yo recibí los insultos de ustedes más grandes y saben, lo cierto que les tengo que decir la verdad: no pude dormir. Terminé en una clínica, me tuvieron que poner suero y demerol»”.



No hace mucho, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) dio a conocer en México el resultado de una suma algebraica de datos estadísticos que le permitieron al organismo calificar a los países latinoamericanos. En el primer lugar del Desarrollo Humano se encontró a Chile, y en el tercero a Uruguay. Los medios de este último país destacaron la posición que se había logrado en el ranking, haciendo referencia a que en la primera posición estaba el que vio nacer al comentarista Eduardo Bovallet.



Según un gentilicio derivado de los dichos de Tabaré Vázquez, los barquinos* orientales que viajaron a Santiago cruzando un estuario, pampas verdes o yermas y los Andes, encontraron que adjudicarle identidad mapuche a (precisamente) Bovallet era un apropiado insulto, apreciación a la vez compartida por el tan ofendido como traumado barquino occidental.



Evo Morales y un renacido negro Ansina se hubieran divertido a lo grande junto a un montón de nosotros si el partido de pelota se hubiera disputado entre el seleccionado de pueblos originarios contra los culitos blancos, ¡qué paliza allí mesmo!



Nota:

* Descendientes de los barcos.