Páginas vistas en total

miércoles, 30 de mayo de 2012

Diez muertos y más de veinte heridos graves. Hechos que no son paralelos

Las notas en este blog no son visitadas por miles o decenas de miles de lectores del mundo. No. Pero se ven y leen en países geográficamente tan distantes de Argentina y uno de otro como la Federación Rusa, EE. UU. de Norte América, Colombia, Chile, Venezuela, Inglaterra, Alemania, Uruguay, Perú, España, Puerto Rico, Cuba y México. Vean la fotografía. Fue tomada horas después de que lo que fuera un ómnibus de pasajeros chocara y se incendiara en la Provincia de Misiones, hoy, cerca de las cataratas del Iguazú (por lo menos ocho ya murieron y otros veinte están heridos gravemente). Chocó y se incendió. Observen la fotografía, que se reproduce de medios de prensa con el único objetivo de ilustrar la reflexión. Reflexiónese: no queda nada, solamente el armazón de tubos metálicos, no quedan rastros de laterales ni de techo. Fue todo consumido, y fue combustible para calcinar a los pasajeros y a los trabajadores que conducían el vehículo de “transporte” colectivo. Estos hechos con artefactos presuntamente construidos para desplazarse a 120 o 130 kilómetros por hora con treinta o cuarenta humanos arriba no pueden ser habilitados por jerarcas gubernamentales lelos. Sobre su construcción y habilitación para circular no deben legislar, normar, regular y controlar personas fatuas, simples y como pasmadas. En Argentina, sépanlo en Rusia, Alemania, Inglaterra, Cuba, Venezuela, Colombia, Chile, Uruguay, Puerto Rico, EE. UU., Perú, México y España hay jerarcas gubernamentales y empresarios, y empresarios, fundamentalmente empresarios, fatuos, simples y como pasmados: estúpidos. Estúpidos, pero responsables de los innumerables daños que se hacen diariamente en pos de las ganancias capitalistas desenfrenadas. Estúpidos, pero penalmente responsables.