Páginas vistas en total

sábado, 30 de julio de 2016

Señoras y señores propietarios de capitales de carácter productivo:





Se dedica este texto entre testimonial y de ficción (de profundo deseo, quizá) a todas y todos los que en este confuso presente y con profunda sencillez luchan riendo y llorando en busca de un mundo mejor. Pero igualmente nos parece también necesario hacer la excepción de nombrar algunas personalidades con las que hemos conversado sobre estas cuestiones y en las que ahora se piensa porque son especialmente significativas: Eugenio Raúl Zaffaroni, jurista, quien caracterizó con precisión el momento mundial y suramericano (nuevamente hoy): dictadura global de los súper-gerentes y suerte de virreinatos en nuestros países;1 José Luis Coraggio, economista social y académico que propone como vía de salida formas alternativas de asociación y producción;2 y Jorge Beinstein,3 un consecuente y preciso intelectual marxista que insiste en avisarnos que estamos en la fría noche del largo final del capitalismo. Hice la excepción con tres argentinos que como yo suma cada uno en su haber setenta y tantos años y no quieren, no queremos, más muertes gratuitas del pueblo en las calles y plazas argentinas como hubo en diciembre de 2001. Sabiendo del profundo dolor que infringen en hermanos mayores las sentidas derrotas vividas nombramos también, en representación de todos los viejos luchadores, a Osvaldo Bayer. G.E.







 
Hoy, sábado 30 de julio de 2016, vemos que pese a corresponder según los acuerdos preestablecidos la transferencia de presidencia pro témpore de la organización suramericana intergubernamental llamada Mercosur, o en portugués Mercosul, presidencia temporaria que se va sucediendo por orden alfabético y ahora correspondió pasar de Uruguay a Venezuela, y habiendo el Gobierno de la República Oriental del Uruguay declarado que había concluido su período la expresada oposición a esa transferencia de los Gobiernos de Brasil y de Paraguay, con la aquiescencia del que funge como tal en Argentina, pone en riesgo la propia supervivencia de la organización que en el último decenio largo viró de la inicial componenda de operaciones comerciales de los oligopolios transnacionales a un marco amplio de rasgos políticos y sociales. Se arguye para oponerse a la transferencia de esa presidencia pro tempore un supuesto incumplimiento por parte de Venezuela de la llamada cláusula democrática, como si quienes hoy ejercen funciones de dirección estatal en estos tres países, Brasil, Paraguay y Argentina fueran adalides del saber y el hacer democráticos, socialmente transparentes y humanamente dignos. Venezuela, finalmente, asumió la presidencia pro témpore, en soledad… solo acompañada por los pueblos.



En dos países importantes por sus pesos políticos en el continente –Brasil y Argentina–, los que juntos suman una población total numerosa y en grave riesgo de salud e integridad social y política, más de doscientos cuarenta millones de personas, se están jugando escenas principales aunque todavía no bélicas de la guerra a la que recientemente se ha referido Jorge Bergoglio (dejando claro que «no es una guerra de religiones»), máxima figura del catolicismo mundial, en oportunidad de visitar Polonia y el museo Auschwitz. Estas escenas latinoamericanas están camufladas por tan brutales como torpes parodias de judicialización de la política que producen daños gravísimos en la salud de la conciencia individual y social de las personas y pueblos. Los grupos mafiosos en operaciones se autoerigen como decisores de la verdad y de la corrección moral y política, aceptados sin asomo de duda por capas sociales de esencia subordinada y que se asumen a sí mismas con una identificación que no tiene rango sociológico y sólo es un mero mito al que se ha dado en llamar “clase media”.



Es este marco de cosas, real, concreto, el que induce imaginar un llamamiento así:



Llamamiento



Nosotros, asalariados integrantes de un amplísimo proletariado mundial compuesto por trabajadores de las más diversas especialidades y oficios, desde obreros básicos a intelectuales de excelencia pasando por los que nos desempeñamos en las distintas ramas de la producción de mercancías, de la investigación y los conocimientos aplicados, de la cultura y el arte en general, de la organización y práctica de la educación, la salud, la recreación y la reproducción social de la vida, quienes estamos señalados por el proceso del devenir social universal para ser artífices de nuestra propia liberación de la explotación del hombre por el hombre, y con ello también liberar a vosotros en tanto explotadores dada esa condición por ser propietarios de los bienes de producción que creamos y operamos nosotros mismos;



Nos dirigimos a ustedes, señoras y señores propietarios de capitales de carácter productivo dedicados en los países de nuestra Latinoamérica o en otros en distantes continentes del mundo a actividades agropecuarias, de extracción mineral, industriales, de servicios o el comercio para proponerles, con absoluta predisposición para evitarnos más daños, que procedamos de común acuerdo y manera consecuente con los procesos históricos de los pasados dos últimos siglos y los recientes decenios del presente, apoyados en las experiencias y el conocimiento logrados por las ciencias sociales, especialmente las económicas, jurídicas y políticas, a resolver las contradicciones entre vuestros intereses de clase y los nuestros, también de clase.



Lo hacemos ahora, en el contexto político contemporáneo de gravísima crisis del capitalismo transfigurado finalmente en pura especulación financiera, no gobernado sino meramente “gestionado” por una camándula internacional de tecnócratas de cuarta, quinta o sexta generación híbrida que solamente persiguen sus propios bienestares, planteándoles nosotros a Uds. la necesidad de una determinación urgente: no sucumbir ni inmolarnos unos y otros sino reconstituir en nosotros y ustedes, sus hijos, los nuestros y demás descendencia la voluntad de vivir.



Hay otro mundo posible, eso es cierto. Para encaminarnos hacia su construcción es imprescindible primero quitarnos de encima, de entre medio y de los costados a todos los que se han creído dirigentes, gerentes y administradores de las cosas importantes para nuestra subsistencia como especie y sociedad. El mundo está siendo manejado por  tecnócratas encaramados en las gigantescas empresas multinacionales que imponen mercancías, valor dinerario, guerras y sufrimientos como instrumentos de dominación. De ellos hay que desprenderse, y son ustedes, señoras y señores capitalistas, quienes tienen la principal responsabilidad en esa acción. No los escuchen ni les obedezcan más, échenlos…



Son millones y millones los gerentes ladrones, lo sabemos. Pero caídos sus capitostes los demás huirán hacia su desaparición…, ha sucedido, hay experiencia, hay investigaciones. Despacio, luego, con cierto desorden primero pero con alegría, podremos, con buena voluntad, reconstruirnos y construir nuevos modelos de sociedades que estarán vigentes por dos, tres o muchos más siglos por delante. No queremos tener que hacerlo solos, nosotros, los marcados por la historia. Queremos llevar adelante esta epopeya con ustedes, de manera compartida y no en tanto enemigos. El mundo nuevo, eso sí, felizmente, ya no será capitalista…





Notas:


2 También en este blog un artículo de José Luis Coraggio (febrero de 2016): http://gervasioespinosanotas.blogspot.com.ar/2016/02/a-la-busqueda-de-posibles-criterios_56.html
3 Artículos de Jorge Beinstein en: http://gervasioespinosanotas.blogspot.com.ar/2016/06/el-lumpencapitalismo-por-jorge-beinstein.html; http://gervasioespinosanotas.blogspot.com.ar/2016/07/capitalismo-la-deriva-senales-de.html; y en su blog: http://beinstein.lahaine.org/

martes, 26 de julio de 2016

Evita (64 años) / "Palabras y canciones para Santucho", por Víctor Casaus*




Hoy, 26 de julio, se cumplen 64 años del fallecimiento de Eva Duarte de Perón, Evita, víctima de cáncer, estando su esposo –Juan Perón– en ejercicio de la presidencia argentina. Hoy, se han hecho numerosos homenajes populares en su memoria. Corría entonces el año 1952 y yo tenía diez años. Tengo tres recuerdos principales de aquel momento: uno es que en la escuela, en cuarto grado de primaria (ahora sería quinto), a partir de ese día y durante todos los que faltaba cumplir del año lectivo cruzamos una ancha línea negra en diagonal en el encabezado de la primera página del día en el cuaderno de tareas; otro, que durante un mes en algunas grandes avenidas de los barrios de Buenos Aires, donde por entonces vivía mi familia, hubo crespones negros en las farolas; y la última es que en el boletín informativo vespertino de Radio Nacional, que se escuchaba en casa irradiado desde aquel día a partir de esa hora, un locutor decía iniciando la presentación: «Las veinte y veinticinco, hora en que Eva Perón pasó a la inmortalidad» .

No fue esa una construcción discursiva, no fue una campaña publicitaria: Eva Perón, Evita, efectivamente pasaba a la inmortalidad, la recordamos, se la recuerda. En mi escritorio, a la izquierda de mi vista, tengo la reproducción de una foto suya que me regalara en 1989 una excelente persona, compañero peronista, amigo, periodista y trabajador de la cultura, Daniel García Díaz (fallecido hace algunos años), inicial responsable de Prensa de la Universidad Nacional de General Sarmiento y también inicial Secretario General de su Asociación Gremial de Personal No Docente (APUNGS), quien bien me conocía en mi condición de militante marxista.

Luego de Eva Perón también mueren entrañables luchadores populares argentinos, asesinados, como Ernesto Che Guevara, de trascendencia latinoamericana y mundial, o René Salamanca, desaparecido en 1976, el gran Agustín Tosco enfermo gravemente y escondido por el PRT, y decenas de miles de compañeras y compañeros a los que por lo común recordamos apenas por sus alias, o referencias de trabajo, militancia o parentesco. Entre ellos está Mario Roberto Santucho, muerto en 1976 en combate procurando defender el domicilio donde vivía con su pareja y compañeros en la localidad bonaerense de Villa Martelli, casi frente a la autopista Panamericana en su cruce con la avenida de circunvalación de la Ciudad de Buenos Aires. Alguna vez contaré qué especial contacto material tuve, no de persona a persona, con Santucho.

Iroel Sánchez Espinosa, de Santa Clara, Cuba, ojalá fuéramos parientes, director del blog La pupila insomne, ha publicado esta crónica que le enviara su compatriota Víctor Casaus del homenaje que se le rindiera en la Ciudad de Buenos Aires a cuarenta años de su fallecimiento. (https://lapupilainsomne.wordpress.com/2016/07/26/palabras-y-canciones-para-santucho-por-victor-casaus/#more-55410). En la crónica de Casaus aparece un Mario Santucho, director de la renovada revista argentina Crisis, que no es sólo homónimo del recordado luchador revolucionario, sino su hijo, y también María Santucho, prima de Mario, el director de Crisis, sobrina de su padre –hija del hermano Oscar Asdrúbal Santucho, capitán del ERP muerto en Tucumán– y residente en La Habana, casada con Casaus, y como él miembro de la conducción del Centro Cultural “Pablo de la Torriente Brau”. Agradecemos mucho a Víctor, María a Iroel. G. E.


Víctor Casaus y María Santucho





Escribo esta crónica rápida para compartir lo que vivimos hace dos noches en el teatro de FOETRA, en Buenos Aires, en la velada “Dónde está la Revolución. A 40 años del asesinato de Mario Roberto Santucho. A 200 años de la independencia argentina”. 

Amigos y familiares del líder revolucionario organizaron, en tiempo probablemente record, el encuentro de esa noche donde estuvieron presentes la palabra, el pensamiento, la memoria y la canción para recordar, en estos tiempos difíciles, los temas que mencionamos.

Se desarrollaron dos mesas en las que sus participantes respondieron a una pregunta del moderador. En la primera, titulada La memoria ardiente, el periodista Diego Genoud trasladó las preguntas a Horacio González, Norita Cortiñas, [Carlos] Maco Somigliana y Bruno Nápoli.1 Como elemento novedoso de esta actividad, hubo preguntas también para gentes del público, respondidas desde las butacas, que dieron continuidad a un diálogo que se extendió a la mesa siguiente.

Esta, titulada El presente de lucha, fue coordinada por el editor Mario Santucho y los integrantes de la mesa fueron Deolina Carrizo, Claudio Mardones, Robi Amador y Carlos Zamboni.2 Como participante desde el público, Liliana Herrero3 cantó, a capella, el hermoso poema de José Agustín Goytisolo “Palabras para Julia”,  convertido en canción, años atrás, por Paco Ibáñez. Las dos mesas abordaron, en su conjunto, temas de la memoria y también de la actualidad argentina, a partir de las preguntas que dieron título a esta Junta política y festiva, como se anunciaba en la invitación.

María Santucho hizo la presentación de la tercera parte de esta juntada, haciendo un hermoso y emotivo recorrido por los temas del encuentro y resaltando el importante rol que desempeñan la canción, la cultura, en estas luchas que se continúan hoy en otras circunstancias.

Los creadores musicales presentados por María fueron, en este orden de aparición sobre el escenario del teatro de FOETRA: Malena y su grupo de rap y hip hop, la gran cantora Teresa Parodi, Peteco Carabajal, que interpretó su vibrante chacarera dedicada a Santucho, y el rosarino Varón Fernández.4

Así, la canción popular estuvo, activa y presente, en esta juntada de homenaje a Mario Roberto Santucho y a los 200 años de la independencia argentina. Una noche de emociones contenidas o desbordadas en la atmósfera de estos días febriles y tensos que vive Argentina.

Hemos querido, desde el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau, desde La Habana, adelantar esta crónica urgente para compartir esas emociones vividas y seguir siguiendo con los compromisos históricos que nos acompañan.

Víctor Casaus

 




Notas de ¡Ansina es!...:
* Víctor Casaus Sánchez (La Habana, 1944), es un poeta, cineasta, narrador y periodista cubano, director del Centro Cultural “Pablo de la Torriente Brau”. Casaus Sánchez está licenciado en Lengua y Literatura Hispánicas por la Universidad de La Habana, y en su ya larga trayectoria ha colaborado y colabora en publicaciones periodísticas y culturales cubanas e internacionales, como Revista Casa de las Américas, Cine Cubano, Unión, y Revolución y Cultura. Ha sido jurado del Premio Casa de las Américas en los años 1971, 1981 y 1996, y participado en numerosos encuentros internacionales de literatura y en tanto cineasta también en numerosos festivales como realizador o jurado, entre ellos los de San Sebastián, Leipzig, Moscú, Bogotá, Cartagena y La Habana. Víctor Casaus Sánchez es también miembro de la Red Internacional de Escritores Por la Tierra.
1 González, Cortiñas, Somigliana y Nápoli son, respectivamente: sociólogo, escritor, director de la Biblioteca Nacional de Argentina hasta diciembre de 2015; cofundadora de Madres de Plaza de Mayo y, posteriormente, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora; miembro del reconocido internacionalmente Equipo Argentino de Antropología Forense; historiador investigador sobre las complicidades e intereses empresarios en la dictadura argentina de 1976 a 1983.
2 Carrizo, Mardones, Amador y Zamboni son, respectivamente: joven dirigente del Movimiento Campesino de Santiago del Estero (MOCASE); periodista en la revista Crisis y en el diario Tiempo Argentino (gestionado en cooperativa por sus trabajadores); Amador, delegado gremial en la industria metalúrgica autopartista; abogado laboralista asesor de sindicatos obreros.
3 Herrero es una destacada cantante argentina de folklore de fusión contemporánea, de ella dijo Mercedes Sosa que sería su sucesora. Tiene sesenta y ocho años, nació y vivió parte de su niñez en la ciudad entrerriana de Villaguay y luego en Rosario, donde se graduó de licenciada en Filosofía. Estuvo detenida por la dictadura cívico-empresaria-militar iniciada en 1976.
4 Teresa Adelina Sellarés, más conocida como Teresa Parodi, es una cantautora argentina de folclore del litoral mesopotámico nacida en la Provincia de Corrientes. Fue la primera Ministra de Cultura de la Nación de Argentina, ocupando ese cargo desde mayo de 2014 hasta el final del mandato de Cristina Fernández de Kirchner. Por su parte (Carlos Oscar) Peteco Carabajal es un compositor, cantor y reconocido músico del folclore argentino. Santiagueño, nacido en La Banda, hijo de Carlos Carabajal, el “padre de la chacarera”. Finalmente, Varón Fernández es un artista y activista social especialmente en el popular barrio Ludueña de la Ciudad de Rosario, miembro del Bodegón Cultural “Casa de Pocho” allí existente y nexo con actividades de extensión universitaria.

lunes, 25 de julio de 2016

“Desde el ‘ser negra’. Una reflexión holística de la mujer afrocolombiana”, por Claudia Quintero*



Día Internacional de la Mujer Afrolatinoamericana y Afrocaribeña

comcosur mujer n° 483 – 25.7.16 Participación Comunicativa desde el Cono Sur / Montevideo

http://nuevo.comcosur.org/










Colombia es un país con una diversidad étnica enorme. La guerra también ha hecho que en las regiones, se conjuguen los desplazados de distintas tonalidades y culturas en una sociedad cada vez más diversa (en apariencia).


Estoy por estos días bombardeada de noticias tristes de mi gente negra en el mundo. Ver en internet cómo, a mansalva, los policías matan negros en Estados Unidos, no deja de doler. Creo que sus realidades allá en el norte no son muy diferentes a las que vivimos acá en el sur: exclusión, criminalización y pobreza… ¡ah! y finalmente violencia.



En Colombia no es fácil ver personas negras en puestos de decisión, mucho menos mujeres negras. Particularmente somos vistas como deportistas y actrices, admiradas por esos “cuerpos perfectos” y se basa en ello nuestro talento para crecer.



Los negros tenemos dos espacios en el Congreso de Colombia, ¡si los negros!, pero los ocupan dos personas de tez blanca y cultura mestiza: Moisés Orozco y María del Socorro Bustamante que fueron “avalados” por comunidades negras y pobres, éstas comunidades al parecer les vieron como sus “salvadores” y únicos capaces de representarnos en tan “digno” espacio democrático. Su elección se dio en medio de trampas legales, que no pudimos refutar: “ellos quieren a los negros” eso bastó para ser elegidos y no nosotros personas de la comunidad afrocolombiana.



María del Socorro Bustamante dio una pelea por el cargo “ganado” pero falleció después de un tratamiento de obesidad en marzo del 2015, y el 15 de julio de 2016, el Consejo de Estado, una de las altas cortes en Colombia, anuló la elección de Orozco,  que también recaía sobre la fallecida Bustamante. Los negros hemos tenido más de dos años de ausencia representativa en el Congreso.



Muchas negras como yo no tenemos talentos extraordinarios en los deportes o el baile, muchas no tenemos esas nalgas grandes que siempre se comenta de las negras, “Las negras y su gran culo”, tampoco tuvimos acceso a la educación superior, y los territorios dónde nacimos son los más pobres y abandonados del país.



Los afros en Colombia fuimos de las “minorías” más afectadas por el conflicto y el desplazamiento forzado, tuvimos que migrar para vivir, para salvar la vida. Pensar en llegar a entrar a ese círculo cerrado, donde se toman decisiones desde lo local, es una utopía para caminar. En el ámbito educativo por ejemplo tuve acceso a educación terciaria gratuita con una alta exigencia, ahora quiero ingresar a una carrera profesional y debo costearla, los cupos son limitados para las personas negras en las universidades públicas.



Como defensora de derechos humanos he tratado de hacer incidencia en muchos espacios de decisión el país, y reconozco que a pesar del racismo, la lucha ha dado frutos y uno de ellos es el respeto. Es muy duro ganarlo siendo mujer, negra y de izquierda y para completar con una “cuerpa gorda”, tengo que demostrar al doble mis capacidades y conquistarme cada día para no perder el auto reconocimiento adquirido y mi esencia.



La construcción social y política desde el “ser negra” se da en el justo momento que logramos la conquista de nuestras corporalidades y nuestras realidades étnicas, históricas y culturales.



Ideológicamente he basado mi formación autodidacta en el recorrido y lucha de la activista afroamericana Ángela Davis y en muchos feminismos negros, no basta con hablar de racismo, hay racismo y violencia de género en contra de las mujeres negras. Las mujeres negras estamos a partir de nuestras propias realidades construyendo-históricamente espacios de poder. Pero cuando un patriarcado blanco, y después un feminismo (también blanco) y eurocéntrico, dictan la teoría, no se avanza.



El problema es estructural y no las justas quejas que como afros tenemos a cada situación de exclusión. El problema es la poca o nula participación de nuestra comunidad y la poca legitimidad que tiene el proceso de participación afro. El problema es la elite blanca y la elite negra que tiene al pueblo sumido en pobreza y ayudas humanitarias que salvan el día o la compra del voto que te permite ponerles zapatos a los niños, cada vez que hay elecciones.



Sigo caminando las calles, bombardeada de noticias, pero cargada de conceptos y firmeza al caminar, cada paso es un logro, hoy conquisto mi cuerpo mañana podré conquistar los estrados legislativos en los que el país decide el futuro de sus habitantes (incluidos los negros y negras). Esa es la utopía.



Nota:

* Claudia Yurley Quintero es colombiana residente en Argentina, defensora de derechos humanos, reportera ciudadana y bloguera empedernida, siempre denunciante y poniendo en debate los derechos de las mujeres, niños, los grupos étnicos y los desplazados (https://elpayanes.wordpress.com/2012/02/26/es-un-gusto-estar-en-vox-populi-un-medio-ciudadano-alternativo-quienessomos/)