Páginas vistas en total

sábado, 28 de febrero de 2015

Nemtsov-Nisman, en acción “el nuevo eje” mundial



El peligro es creciente en el mundo entero, como el peligro en las sierras chicas de Córdoba, provincia del centro geográfico de Argentina, donde el negocio inmobiliario destruye el monte autóctono, las topadoras construyen “países ricos” (countries exclusivos)  y los demás, el Estado, nosotros, tenemos que acudir en ayuda de los damnificados por los torrentes de agua consecuencia de los privilegios de los “nuevos ricos ma non troppo”, es decir, de los ladrones de guante blanco y su claque1: la “gente bien”. Sobre la especial cuestión cordobesa ya publicamos el pasado 18 de febrero una declaración de la Coordinadora Ambiental y de Derechos Humanos de las Sierras Chicas.2

Antes de que mañana, domingo, se llevaran a cabo en Moscú actos y marchas críticas contra el gobierno presidido por Vladímir Putin, fue asesinado el pasado viernes 27 de cuatro balazos por la espalda mientras cruzaba a pie un puente sobre el río Moscova, según la información dada por agencias periodísticas rusas, Boris Nemtsov, dirigente de la oposición y partidario del régimen a favor de la OTAN que a duras penas domina Ucrania desde Kiev.

Boris Nemtsov, nacido en octubre de 1959 (55 años cumplidos al ser asesinado) había tenido formación científica doctorándose muy joven en Física y Matemática en la década de 1980 en la Universidad Estatal de Gorki, y durante los años de la perestroika de Mijail Gorbachov resultó atraído por la propaganda capitalista. Más tarde se vinculó con las huestes de Boris Yeltsin, el que podría también ser llamado el Carlos Menem ruso: un aventurero ligado a los más turbios negociados prohijados por el capitalismo. Ahora, el neoliberal Nemtsov se manifestaba plenamente solidario con el régimen de Poroshenko en Ucrania vinculado con la Organización militar del Atlántico Norte (OTAN) dirigida por Estados Unidos y sus aliados europeos, y contrario al independentismo del este ucraniano, históricamente rusoparlante, que conformó repúblicas populares en Donestk y Lugansk unidas en una confederación llamada Estado Federal de Nueva Rusia.

El presidente Putin, como se ha informado, ha dispuesto una urgente y profunda investigación en apoyo de los tribunales judiciales rusos para esclarecer el asesinato, que parece haber sido cometido por sicarios profesionales. El objetivo del “encargo” tiene singulares parecidos con las últimas acciones y la muerte del fiscal argentino Alberto Nisman: desestabilizar gobiernos que no se doblegan frente a los mandamases del capitalismo concentrado y mafioso.

Vamos a reproducir, dadas sus destacadas síntesis y fiel representación del análisis político de un sector de la sociedad mundial contemporánea, para el caso de la sección argentina, las intervenciones de dos lectores en el foro del diario de Buenos Aires Infobae hechas al pie de la información sobre el suceso moscovita.3 Quienes intervienen lo hacen con sus respectivos nombres de usuarios registrados en Facebook:

Patricio Amenabar: «[sic] Este sicario a contrata por los gobiernos empoderados [sic] se especializa en crímenes políticos, de Argentina a Rusia en menos de un mes?».

Eduardo Berrini: «[sic]Putín no fué el que vino acá a dar lecciones de “democracia”.... Y alguien que se llama Cristina se interesó por “los asuntos rusos”?».

Es tan ridícula como alarmante la imbecilidad que exponen estos comentarios que, generalizados, anegan como los desbordados torrentes pluviales cordobeses la vida colectiva social. En Buenos Aires, Montevideo, Caracas y otras ciudades suramericanas, en los bares y confiterías desde las pantallas de televisión y con los diarios sobre las mesas (en las riberas del gran estuario del Plata principalmente los matutinos Clarín, La Nación o El País) se replican patológicamente pensamientos mediocres, de mera suma. La irrupción de estas acciones perversas está dirigida al desencadenamiento del caos político, las crisis gubernamentales y situaciones de conflicto bélico que en apariencia solamente puedan ser “resueltas” por el aparato “pacificador”  militar e imperial ultra capitalista.

Este domingo 1º de marzo en Buenos Aires se hará una poderosa demostración  de voluntad democrática frente al Congreso de la Nación, cuando la presidenta Fernández de Kirchner realice la apertura de las sesiones ordinarias anuales del parlamento. Esta demostración, en el marco del derrumbe de la operación Nisman, fortalecerá a lo mejor del pueblo argentino que, sin embargo, deberá esforzarse todavía más en desarrollar su pensamiento crítico y, a la vez de advertir al Gobierno de errores o descuidos políticos impulsar la profundización de los aciertos, y tanto extremar la vocación pacífica como el estado de alerta ante las provocaciones.

Los sicarios existen, sus sostenedores también, y si bien se infiltran entre nosotros no son hijos de los pueblos.


Notas:
1 Dice el diccionario: ׂ«Grupo de personas que aplauden, defienden o alaban las acciones de otra buscando algún provecho».

martes, 24 de febrero de 2015

Clase media: con esperanza y desesperanza (tras el vino derramado)



Una parte del vastísimo sector de la población argentina que se identifica como clase media, que según científicos sociales es más un sentimiento de pertenencia que se auto-realiza que una categoría socio-económica (suelen decir en sus propias jergas “de conveniencia” –¿de clase media académica?– que se trata de una “performatividad ideológica”), principalmente desfila en nombre de Nisman y reclama justicia, o escribe insultos y barbaridades en los foros de diarios y otros sitios de Internet. Los miembros de otra parte, cuantitativamente similar, prefieren, sin hacer olas, sin menear la cuestión, concentrarse en subgrupos familiares y hasta como meros individuos en una variante ecléctica de tal auto-realización: aprovechar los créditos sin interés en las promociones comerciales y los planes estatales de precios controlados y financiaciones para refaccionar o comprar viviendas, automóviles con luces de xenón, o disponer de súper aparatitos tecnológicos de comunicación y con GPS que los guíen en la tan desconocida maraña real.

La parte señalada en el inicio del primer párrafo es reacia a las intervenciones del Estado y critica vehementemente las asignaciones dinerarias, aunque pequeñas, que protegen a los niños aun desde antes de nacer (la “asignación universal por hijo”), porque, dicen, induce a las adolescentes “de las clases bajas” a embarazarse sólo para gozar de ese “privilegio”. Esta parte arguye que ese subsidio, por caso, hay otros, se hace con los impuestos a los que se los obliga (pero que no son pocos los que eluden pagarlos). No pagarlos es la expresión de afirmación de sus individualidades.

Ambas partes, esa y la otra, como toda construcción sin basamentos concretos, están siempre en situación de desbarrancarse como ilustra un viejo dibujo de Joaquín Lavado (Quino). Hay, claro, subpartes de esas partes que con artilugios y más frecuentemente de manera afanosa, cuando los desbarranques logran quedar prendidas de los faldones de sus dueños y fundan una nueva agregación auto convencida de no ser rica ni ser pobre, ni propietaria ni proletaria, porque, está creída, los extremos son malos y se tocan, y lo mejor es el justo medio.

Así todo, siendo que la clase media en su conjunto no deja de ser fiel a algunos rudimentos ancestrales del acervo mágico, como aquel de que el vino derramado trae suerte, en Rufino, zona de producción de soja, en unas dos docenas de relucientes vehículos nuevos, y arrojando piedras cuando una reducida comisión policial procuró detenerlos, una pequeña multitud saqueó la carga de los vagones volcados de un convoy cuya locomotora había impactado contra el acoplado de un camión que se le cruzó en un paso de carretera. Fue cerca de la referida ciudad del suroeste de la Provincia de Santa Fe, en Argentina, en los límites con las provincias de Córdoba y Buenos Aires.

Rufino fue otrora gran productora de ganado vacuno y desde la proliferación del negocio de la soja al compás de las penetración de los agroquímicos asociados se volcó a esa especialización agraria que ha tenido exponencial desarrollo en la última década y media de los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, siendo importantes las rentas que para el Estado genera la actividad exportadora de ese commodity. En 2008 –como en 2015 el oportuno asunto Nisman–, fueron los representantes de los productores de soja –la llamada Mesa de Enlace liderada por la oligárquica Sociedad Rural Argentina–, los embanderados y “embanderadores” de aquella parte primeramente citada de la clase media.

Ocurrió el sábado 21 de febrero, anteayer, de madrugada*

El camión que con su acoplado provocó el oneroso vuelco de la locomotora y los vagones del convoy ha infligido un cuantioso daño al erario público dueño del sistema ferroviario, y solamente 23 de los más de un centenar de atracadores de la carga, consistente en cajas de vino de primera calidad, fueron detenidos cuando huían con los vinitos derramados cargados en un camión y otros 11 vehículos, entre ellos camionetas Toyota, Isuzu y Ford, que resultaron secuestrados. ¡Qué sinvergüenzas y caranchos!

Nota:

domingo, 22 de febrero de 2015

Nuevamente el caso Nisman. Así lo veo yo, no como lo ve Ana Jerozolimski


Montevideo portal, en Internet, es un medio de información muy consultado. Tal pasa con diarios sobre papel como El País, en Uruguay, o Clarín en Argentina. Son medios que actúan e intermedian en la formación de consensos de opinión, en la estructuración ideológica, en el pensamiento y, también, en la inducción de “consumos sociales” de ciertas mercancías no totalmente “intangibles”: las ideas y sus objetos correlativos. En Montevideo portal actúa como columnista (“Así lo veo yo”) una uruguaya residente en Israel desde 1979: Ana Jerozolimski (en otras latitudes llamada Jana Beris1), también redactora responsable de Semanario Hebreo, que se edita en la capital uruguaya.

Introducción

Veamos, antes de abordar la cuestión principal, que no son inocuos algunos conceptos sobre los acervos culturales, y muy difundidos con el auge del neoliberalismo, que presumen como esencial para aquellos la condición de mercancías que, claro, se entienden como producidas por “industrias culturales”. Todo ello suena brillante y a jerga inteligente, de especialistas. Así el libro o la revista en papel o electrónico, el disco compacto, el filme en DVD, la radio, los diarios o la TV son productos comerciables que –en parangón con los organismos vivos genéticamente modificados– replican, enriquecen o ponen en crisis ideas políticas, morales, científicas y artísticas que han venido durante milenios desarrollando los pueblos: la humanidad.

El truco ideológico es sencillo. En rigor es el mismo con el que ciertas empresas “patentan” una especie biológica a partir de que en alguno de sus caracteres la han modificado mediante ingeniería: por ejemplo las semillas de vegetales convertidas en resistentes a herbicidas que como efecto “colateral” mutilan la naturaleza. El truco lo que hace es emular la privatización (de la fertilidad de) la tierra, es decir “separarnos” privándonos de identidad y alimento, extorsionándonos con la soledad y el hambre. Sin duda acciones mafiosas. Así, también, nos privan del conocimiento y el análisis crítico: es el papel que juegan agencias productoras y distribuidoras de “bienes culturales”, sean mass media, cadenas editoriales o minúsculas réplicas cuentapropistas y mercenarias.

El complejo industrial militar y sus aparatos culturales, sean propios o se presten

En el mundo se está desarrollando una continuación de la otrora llamada guerra fría. Ahora es una guerra cultural y tóxica: no es una limpia batalla de ideas. En este marco se desarrollan los “golpes blandos” que tan bien caracteriza Guillermo Almeyra en el artículo que precede al presente.

El portal de Internet al que aludimos en el inicio ha publicado en la columna de la uruguaya-israelí Ana Jerozolimski, con el título “Experto advierte sobre peligro terrorista”2, un reportaje a Ely Karmon, investigador en el Instituto Interdisciplinario “Hertzlia” –que en otras publicaciones aparece como Herzliya–, un centro académico en las afueras de Tel Aviv sobre el que Thierry Meyssan3 –presidente-fundador de la Red Voltaire y de la conferencia Axis for Peace– afirma que «es una universidad laica privada que desempeña un papel central en la vida política israelí», y que dispone de dos centros de investigación, uno de Contraterrorismo y otro de Política y Estrategia, ambos respectivamente dirigidos (al menos a principios de 2007) por Shabtai Shayit y Uzi Arad, el primero ex director del Mossad y el segundo ex subdirector.

En primer lugar lo que cualquiera de nosotros le preguntaría a Karmon, sabiendo de antemano que eludiría la respuesta o la envolvería en circunloquios, es si él comparte la caracterización de terroristas de las acciones de Israel contra el pueblo palestino.

Pero la primera pregunta de Ana Jerozolimski fue otra:

Dr. Karmon, el Fiscal Nisman había acusado directa y categóricamente a Irán y Hizbalá por el atentado contra la AMIA. Recientemente, lanzó duras acusaciones a la propia Presidenta argentina sobre un plan ilegal de encubrimiento del rol iraní. Usted, que escribe a menudo sobre el papel de Irán en el terrorismo en diferentes partes del mundo ¿qué sintió cuando se enteró de la muerte de Nisman?

Karmon respondió (según tradujo Jerozolimski):

Ante todo, cuando pocos días antes de la muerte del Fiscal Nisman, recibí los resúmenes (uno amplio y otro más reducido) de las acusaciones que él lanzaba contra la Presidenta, me dije: “Esto es como una bomba atómica para Argentina”. Pensé que eso iba a conducir a un terremoto en el país ya que se estaba acusando a la Presidenta de una actitud criminal. También pensé que eso ponía a Nisman en peligro, pero la verdad es que no me imaginé que un día antes de su presentación ante el Congreso, iba a ser asesinado.4

Precisiones preocupantes

El experto Ely Karmon, un especialista en temas de inteligencia y contraterrorismo que actúa en centros de investigación y formación vinculados a los servicios secretos de su país –si no directamente de manera tangencial–, ha afirmado categóricamente dos cosas: una es que da por ciertas las denuncias del fallecido Alberto Nisman, otra que Nisman “iba a ser asesinado”. Otro entrevistado por Jerozolimski, esta vez  ella con el nombre Jana Beris, y para La Nación de Buenos Aires, el experto Ronen Bergman afirmó estar «convencido de que al fiscal de la causa AMIA, al que conoció en 2007 en Israel, lo mataron; [y] apuntó a “elementos argentinos”».  Lo que en Argentina y buena parte del mundo produjo “un terremoto”, tal definió Karmon, es la asociación entre la denuncia y la muerte de Nisman: no alguno de los eventos por separado sino vinculados los dos.

Las afirmaciones de personas ligadas a los servicios secretos de uno de los dos países con sumo interés en la definición de la investigación con una orientación preestablecida, y que mediando simples asociaciones nos llevan a comprender la funcionalidad de ambos sucesos, el carácter de la denuncia y la muerte del denunciante, alertan sobre nuevos riesgos. No en vano en la misma entrevista arguye Karmon que la posibilidad de hechos terroristas en Suramérica se potencia por las relaciones político-diplomáticas entre Venezuela e Irán.

Estas precisiones nos retrotraen a otras de hace un año atrás. En enero de 2014, publicó entre otros el diario argentino Perfil, que quien fuera embajador en Buenos Aires del Estado de Israel, Itzhak Aviran, había revelado que «“la gran mayoría de los culpables” del atentado a la sede diplomática y a la AMIA, en 1992 y 1994 respectivamente, fueron ejecutados por Israel. Así, el ex funcionario confirmó y amplió la información que Perfil adelantó en marzo de 2010, cuando entrevistó al por entonces embajador Daniel Gazit, quien habría sostenido que Israel “había dado cuenta” de los autores materiales del ataque a la mutual israelita».5 La redacción de la nota, obsérvese, exhibe un lapsus línguae cuando emplea el modo condicional del verbo al decir que en marzo de 2010 Gazit «habría sostenido»… ¿Sostuvo o no sostuvo ante el reportero, o es que el embajador dijo que “Israel había dado cuenta” y tras cartón también “dijo que no dijo”? 

Las expresiones de Aviran a principios de 2014 generaron interrogantes en el Gobierno argentino que fueron trasladados al de Tel Aviv, el que rápidamente desestimó aquellas afirmaciones que podían dar pie a complicadas especulaciones, más aún luego de las muchas dudas existentes sobre los sucesos del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington. El Gobierno israelí calificó de “puras fantasías” los dichos del ex embajador.

Itzhak Aviran se retiró de la embajada en Buenos Aires en el año 2000 –había asumido la representación en 1993–, y poco después, se dijo, se jubiló, quizá con sesenta y tantos años. Hemos procurado encontrar información biográfica de él, especialmente sobre su fecha de nacimiento, pero el dato parece estar firmemente guardado o, el nombre y apellido con los que lo conocimos no es más que un alias o nom de guerre, y no tuvieron la precaución de inventarle una historia de vida. De todas maneras ahora el israelí puede estar rondando los ochenta años y, si no padece alzhéimer, para una persona con la ejercitación intelectual que ha tenido es una edad que no necesariamente supone pérdida de lucidez.  

Estar alertas

El cuadro, así, es para estar atentos. Recuerdo cuando hace muchos años a un amigo que había montado un taller de herrería, en un barrio modesto y de calles sin pavimentar, lo visitó el promotor de una “asociación cooperadora policial” y experto en cuestiones de choreo7 con el objetivo de que colaborara con una cuota mensual. Como el amigo le manifestó que no podía porque tenía muchas deudas, el “experto” golpeó con el puño una pared de chapas y dijo: “esto es muy débil… cualquier noche te pueden afanar”.




Notas:
1 Con este nombre –Jana Beris–, por ejemplo, firma como corresponsal en Tel Aviv del diario de Buenos Aires La Nación. Entre sus últimas notas hay otra entrevista a un experto en inteligencia israelí, Ronen Bergman, quien según el copete afirma «está convencido de que al fiscal de la causa AMIA, al que conoció en 2007 en Israel, lo mataron; [y] apuntó a “elementos argentinos”». Véase http://www.lanacion.com.ar/1763157-ronen-bergman-no-creo-en-absoluto-que-nisman-se-haya-suicidado
2 El mismo reportaje de Ana Jerozolimski (Jana Beris) publicado en Montevideo portal lo fue también en  Semanario Hebreo y, tomado de éste, por lo menos replicado en la revista digital de la organización mexicana “Por Israel”, asociada a Diario Judío (diariojudio.com, diario de la vida judía en méxico y el mundo) y financiada por la empresa de archivo y transmisión cibernética IDF Link. Global. Social. Viral (http://idflink.com/).
3 Meyssan es autor de La gran impostura II. Manipulación y desinformación en los medios de comunicación, Monte Ávila Editores, 2008.
4 Véase http://columnistas.montevideo.com.uy/uc_301303_1.html  El destaque con bastardillas es mío.
6 Las opiniones sobre ItzhakAviran de Diana Malamud (familiar de víctimas de la AMIA) y de Herman Schiller (periodista) en el año 2000. Véanse en http://www.pagina12.com.ar/2000/00-08/00-08-27/pag19.htm:
Por Diana Malamud *.
“Por la complicidad”
La gestión de Avirán consistió en darle incondicional apoyo al juez Galeano y a las querellas de la AMIA y la DAIA. El trató siempre que nos unamos a esas instituciones, pero prácticamente subordinándonos a ellas. En otras palabras, Avirán respaldó todo el tiempo la no-investigación. Tenía un discurso que parecía de reclamo, pero siempre estuvo al lado de los que en este caso significaron el encubrimiento y la complicidad de una investigación vergonzosa. En lo personal, yo esperaba que el Estado de Israel y sus representantes hicieran algo para encontrar a los culpables, pero Israel no colaboró nada. Wilson Dos Santos estuvo en el consulado israelí en Milán dos semanas antes del atentado y fue interrogado durante cinco horas. En privado, ahora dicen que no le prestaron atención supuestamente porque no les prestan atención a todos los locos que aparecen. Sin embargo, Dos Santos tenía muchos detalles y mucha información, que hasta el día de hoy Israel no quiere revelar. Me parece una vergüenza. 
* Memoria Activa.
Por Herman Schiller *.
“La pata judía”
El embajador Avirán, que una vez apareció por televisión haciendo propaganda para la campaña electoral de Eduardo Duhalde, fue la pata judía del menemismo, priorizando las relaciones comerciales -.de Israel y las propias–, defecándose en la lucha por la justicia después de los pogroms de la AMIA y la embajada. Estuvo más cerca de Anillaco que de la clase obrera israelí y de la farándula corrupta del entorno gubernamental que de los familiares que buscan a los asesinos de sus seres queridos. Además hizo la apología de la tortura y combatió a quienes, en el frente interno judío, luchamos por un judaísmo alternativo, lejos del poder. Cuando cayó el Banco Mayo fue a interesarse por él ante las autoridades. Obviamente nunca se interesó por los miles de judíos pobres que, igual que los no judíos pobres, son víctimas del modelo de ajuste neoliberal.
* Periodista.
7 Hurto o robo, en la jerga popular bonaerense.

sábado, 21 de febrero de 2015

Los golpes de Estado “blandos”: un caso de manual. Por Guillermo Almeyra




La vida, aun en momentos atravesados por contingencias personales no agradables, da sorpresas sumamente felices. Sobre Guillermo Almeyra alguna vez habré escuchado hablar o leer que lo han citado, incluso puedo haber leído artículos suyos, pero nunca imaginé que pudiéramos vincularnos como personas de carne y hueso en una sala de espera para trámites burocráticos en un gran hospital de Buenos Aires. Fue fortuito, descubrir la lectura común de un mismo diario que no es masivo, circunstancialmente comentarnos hechos de la actualidad, el chiste de su mujer indicándome que no me pusiera a aleccionar a su marido, y despedirnos intercambiando números telefónicos y otras referencias. Almeyra, nacido en Buenos Aires en 1929, militante e intelectual marxista, obrero metalúrgico de Siam, dio vueltas por el mundo, exiliado, militando, estudiando y trabajando. Master en Historia y doctor en Ciencias Políticas por la Universidad de París VIII, está doctorado también por la Universidad Autónoma de México y se ha desempeñado como profesor-investigador en la Universidad Metropolitana de la capital mexicana, unidad Xochimilco. Es desde 1984 columnista del diario La Jornada y ha publicado artículos y coordinado numerosos libros y revistas de Clacso y otras editoriales, entre ellos “El liderazgo irrepetible de Hugo Chávez”, “Charlie Hebdo et la vague réactionnarie” (“Charlie Hebdo y la ola reaccionaria”), Zapatistas, Che Guevara. El pensamiento rebelde, La protesta social en la Argentina y la autobiografía Militante crítico. El presente artículo fue escrito por Guillermo para el diario de México La Jornada (G.E.)*

Los nuevos golpes de Estado ya no utilizan a los ejércitos sino que son formalmente institucionales. El presidente Manuel Zelaya de Honduras fue derribado por el Parlamento, al igual que el obispo Fernando Lugo, presidente paraguayo. Rafael Correa, en Ecuador, sufrió un intento golpista de la policía, Evo Morales, en Bolivia, el de las oligarquías que gobernaban las regiones orientales, Hugo Chávez el de la burocracia y tecnocracia que controlaba la empresa petrolera PDVSA, fuente  de las divisas del país, y su sucesor Nicolás Maduro el del gran capital organizador del acaparamiento de  los bienes esenciales y de la fuga ilegal de capitales. Por su parte Dilma Rousseff enfrenta actualmente la campaña por el impeachment y Cristina Fernández, en Argentina, enfrentó sucesivamente la especulación contra el peso para forzar una devaluación, el ataque judicial en Estados Unidos de los “fondos buitres” para provocar una oleada de cobros que llevasen a la quiebra a la Argentina y, desde enero, la preparación de un golpe judicial aprovechando el dudoso suicidio del fiscal Alberto Nisman. Este fiscal había denunciado a la presidenta y su ministro de Relaciones Exteriores mediante una inconexa argumentación carente de pruebas, y desmentida por la Interpol, de encubrir a los iraníes en tanto supuestos organizadores del atentado  del 18 de  julio de 1994 contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), que causó 85 muertos y trescientos heridos.

Parte de este golpe en preparación fue la marcha del 18 de febrero encabezada por los fiscales heredados del menemismo, que reunió a cerca de noventa mil personas (los organizadores  hablan de cuatrocientas mil). Si se les agregan otras cien mil personas que desfilaron en las principales ciudades de las grandes provincias, aproximadamente doscientas mil personas se  movilizaron contra el Gobierno. Fue una protesta importante pero de ninguna manera  impresionante ya que el electorado argentino llega a treinta y tres millones de personas en condiciones de votar, la Ciudad de Buenos Aires y su conurbano reúnen a cerca de catorce millones de habitantes y las grandes ciudades, como Mar del Plata o Córdoba, donde hubieron manifestaciones importantes, están todavía llenas de turistas porteños de las mismas clases medias acomodadas que constituyeron el principal contingente de la marcha a Plaza de Mayo.

Por eso, aunque todos los candidatos a presidente de los distintos partidos de la oposición  participaron en la marcha, la oposición no canta victoria. Porque la marcha reunió sólo un cuarto de la gente que ella esperaba pero, sobre todo, porque la edad media de los manifestantes era superior a los cincuenta años y no desfilaron pobres ni trabajadores manuales. También, porque la marcha  se limitó a reflejar una vez más que en Buenos Aires predomina el conservadurismo –que se expresa en el voto a Mauricio Macri– y el miedo a la inseguridad (como se viera en el pasado en la marcha multitudinaria y reaccionaria organizada por el falso ingeniero Blumberg), pero esos conservadores no necesariamente son proimperialistas como lo son Clarín, La Nación y Macri y Cía.

En resumen, la historia del atentado a la AMIA es la siguiente: el ex presidente neoliberal Carlos Menem accedió al poder político en Argentina financiado por el gobierno dictatorial sirio de Hafez al Assad pero su primer medida consistió en viajar a Israel. Como en esa época Estados Unidos estaba aliado a Assad y combatía a Irán, la justicia argentina y la poca imaginación de la embajada estadounidense inventaron  una pista iraní eliminando la posibilidad de una venganza de los servicios sirios de inteligencia por la traición de Menem.

El fiscal Nisman enterró durante más de una década la causa de la AMIA. Era un fiscal telecomandado que discutía su estrategia en la embajada gringa y con el Mossad, los servicios de inteligencia de Israel, de los cuales dependió hasta su muerte. Respondía a las órdenes de los servicios de inteligencia argentinos heredados de las dictaduras que ni Menem ni los Kirchner osaron tocar durante décadas hasta que Cristina Fernández, en diciembre pasado, destituyó al todopoderoso Javier Stiusso, boss de los servicios de inteligencia del Estado, que la espiaba.

En octubre se elegirá un  nuevo presidente y hasta ahora ni el Gobierno ni la oposición tienen un candidato firme y serio. En esos servicios de inteligencia –que el gobierno trata de mantener pero reformados– hay una guerra de clanes que da origen a toda clase de aberraciones (suicidios dudosos y falsificación de documentos incluidos). El imperialismo mantiene su ofensiva  económica y mediática contra un gobierno que depende cada vez más de los capitales chinos. El kirchnerismo está a la defensiva, desconcertado, y mezcla intentos por controlar a los espías con medidas y actitudes derechistas. En pleno centro de la ciudad de Buenos Aires están acampados indígenas de la provincia de la que fue gobernador el jefe de ministros Capitanich que exigen que se ponga fin a la muerte de sus hijos por desnutrición o por asesinato policial, pero los conservadores reaccionarios que protestan por la muerte de Nisman  a esos pobres les dan la espalda y el gobierno ni los atiende.  Mientras todos hablan de justicia y de democracia hay una dura lucha en el seno de la clase gobernante y de sus instituciones, una acción subversiva en los servicios de inteligencia, entre los fiscales y los jueces, en la Unión Industrial entre los beneficiarios posibles del acuerdo con China y las transnacionales contrarias al mismo. Las elecciones son secundarias porque tratan de decidir cómo gobernar a su costa a las mayorías trabajadoras.

El golpe blando en Argentina es sólo un eslabón de la cadena que va desde el control total de México y los golpes en Venezuela y otros países latinoamericanos hasta la preparación en Ucrania y Medio Oriente de una guerra futura contra Rusia y China. Este plan estratégico da el telón de fondo para los diversos procesos locales.

Nota:
* Véase https://www.google.com.ar/?gws_rd=ssl#q=Youtube%2BBarricadaTV%2BGuillermo+Almeyra

miércoles, 18 de febrero de 2015

The Capital Entente Press



Una vez más el gran acuerdo de los escribas orgánicos de la derecha se descarga con estupideces aspaventosas presumidas de inteligentes. Ahora, nosotros jugaremos a las adivinanzas y sugeriremos a nuestros lectores encuentren el hilo que los lleve a los protagonistas de la nueva gansada.

Estos, aun radicados en países distintos aunque vecinos de consuno se establecen en uno que no es tal cual de paisanos sino, solamente, entente de escribas (y también, digámoslo, de crédulos y también cínicos lectores).

El eje del presumidamente académico y confesional discurso ha sido, como el de ayer ver al presidente Pepe más cerca de Mussolini que de Montesquieu, hoy filosofar alrededor del vocinglero silencio que marcharía con marcado éxito entre las clases medias por Buenos Aires in memoriam del fallecido abogado que pareciera en vida poco abogó por justas causas.

Es lamentable lo burdo del licenciado (o licencioso) y doctorado aquelarre de impresentables de la iniquidad y la complicidad con los peores momentos de nuestras historias contemporáneas. Pero…

El filosofador de hoy probablemente sea, todavía con pelo, a la vez, calvo y pelado. Pelado ex profeso y por propia voluntad para disimular interiores calvicies irreversibles. Una vez encontrado su nombre y buscando más se hallará no solamente su autobombo sino también otros datos y relatos sobre sus aventuras en otros tiempos en la aldea propia, sobre sus servicios a políticos de triste memoria, y su adscripción a ello de la mano de un fallecido ex cura que lo guió por senderos no celestiales.

Les daremos, ahora, solamente tres nombres sin duda de hombres probos, para que los ayuden en el derrotero de la pesquisa: José María Pasquini Durán, periodista lamentablemente también fallecido, otro muerto, asesinado, Regino Maders, y Alberto “Tito” Cossa, excelente dramaturgo que, junto con otras personas de la cultura, inició días pasados el manifiesto crítico con la vocinglera marcha del silencio, motivo –el manifiesto– del brulote de nuestro “autor”…

¡A jugar!

Argentina. Córdoba. Inundación: siete muertos, una joven socorrista desaparecida y más de mil quinientas viviendas dañadas. ¿Por qué?


La Coordinadora Ambiental y de Derechos Humanos de las Sierras Chicas*, en la Provincia de Córdoba, emitió el siguiente comunicado ante las intensas lluvias, anegamientos e inundaciones ocurridos en esa zona serrana (G.E.): 








Horas de mucha angustia y desesperación vivimos los vecinos de las Sierras Chicas:


Desde Ascochinga hasta La Calera la tormenta trazó el mismo recorrido de la Cruzada de las Sierras Chicas: una caminata que une a más de once localidades serranas en demanda de participación ciudadana en las políticas del agua y de la tierra.

Curiosa coincidencia. Y no tanto

La lluvia, esa “bendición celestial” que era invocada por los intendentes y funcionarios1 hace poco más de un año, esta vez fue demasiada. Tanto así que en el camino se llevó vidas, sueños, y parte del mismísimo acueducto que inauguraron con moño, foto y solución en cómodas cuotas.

Mientras tanto en nuestras ciudades el agua lame los postes donde cuelgan los carteles proselitistas rumbo a 2015. Ellos son, en muchos casos, los mismos candidatos y las mismas puertas que venimos tocando desde hace tres años con petitorios entregados en todas las reparticiones de la Provincia de Córdoba y en cada Municipio del corredor. Además de informes, como el que presentó la Asamblea Ciudadana Unquillo Ambiente en octubre de 2013 que advierte sobre el riesgo de deslizamientos ante inundaciones,2 y las notas de esta Coordinadora que exigen y reclaman participación y planificación territorial.3

Y es que más allá de la cantidad de agua caída, la “catástrofe” no es “natural”: Lo natural es que cuando llueve el agua se infiltre y vuelva lentamente a la superficie (efecto de esponja). Pero las cuencas altas están siendo desmontadas, incendiadas y edificadas, desprotegiendo e impermeabilizando el suelo que pierde su capacidad de esponja. Ya no retiene el agua cuando llueve, y no la libera cuando falta.

Y así hoy, ésta escurre imparable cuesta abajo

Pero no es la primera vez que ocurre, ya imparable ha bajado hace algunos años, y cada tantos más, de nuevo. Sólo debemos hacer memoria. Y así como cada cierto tiempo nos sobra, también cada cierto tiempo nos falta. Lo “natural” no es la catástrofe, lo natural son los ciclos, pero que se hacen cada vez más extremos mientras más deterioramos nuestras cuencas, que son las que los amortiguan. Lo natural es que en época de sequía las sierras entreguen el agua que acumularon en época de lluvia. Y sólo recuperando ese buen estado de salud podremos recuperar el equilibrio entre que hoy sobre en demasía y mañana nos sea tan escasa.

Así, la crisis hídrica y las inundaciones terminan siendo dos caras de la misma moneda

Cuando no hay agua, se la pretende traer de otra parte, pero llegan las sequías y las “soluciones” nunca alcanzan. Y si ésta no falta, bastan unas gotas para rebasar las cuencas. Así, las políticas impulsadas por la provincia y los municipios, son ineficientes y pensadas a muy corto plazo, y además se gestionan primando los intereses de grupos económicos. Todo ello, sin contemplar la participación de los propios habitantes que somos quienes hoy estamos sacando el barro de nuestras viviendas a fuerza de balde y bronca.

Con menos de 5% de[l original] Bosque Nativo, en la Provincia de Córdoba se desmonta una hectárea por hora, ostentando así el triste récord mundial en depredación de nuestros bienes comunes. Es así que [mientras] en la pampa las topadoras le abren paso a la soja, […] acá en nuestras sierras las mismas topadoras le abren paso al desarrollista amigo que trae sus canchas de golf (El Terrón) y barrios exclusivos (El Montecito y Ticupil). Son los grandes empresarios que, asociados con el poder, construyen rutas como las que ayer demolió el agua. Agua que ya no pudo absorber la montaña y escupió al progreso su fuerza natural.

Es por todo ello que venimos exigiendo y trabajando para reglamentar y poner en funcionamiento cada una de las once reservas hídricas que tenemos en lo alto de nuestras cuencas, más arriba de nuestras ciudades. Y por lo que venimos también proponiendo la conformación del Corredor Hídrico y Biológico de las Sierras Chicas.

Porque sólo de esta forma vamos a poder alcanzar ese equilibrio, tan quebrado como se nos ha demostrado hoy. Por todo lo dicho, es que manifestamos infinita tristeza e impotencia y nos solidarizamos con nuestros vecinos y amigos que hoy se ven despojados de sus bienes y cargados de preguntas sin respuesta. El cómo y el por qué seguramente pasarán a formar parte de la arena mediática, pero esperamos que de una vez por todas, las respuestas formen parte de la agenda pública.

Esperamos que las soluciones no sean solamente obras faraónicas que se traducen en promesas electorales.

Agradecemos a nuestros bomberos, a Defensa Civil y demás fuerzas vivas, y a cada persona que colabora y se solidariza con quienes hoy lo necesitamos. Esperamos respeto por cada habitante. Y por sus hijos, y los hijos de ellos. Para que todos tengan agua en el vaso y no en el colchón.

Y esperamos que cada uno de nosotros, como habitantes y como vecinos de estas sierras, las que nos dan un suelo, un hogar, su agua y su belleza, aprendamos y nos comprometamos a recuperarlas, cuidarlas y respetarlas. Hoy más que nunca, seguiremos encontrándonos, trabajando y movilizándonos para exigir nuestro derecho a participar en las decisiones que, visto está, nos afectan profundamente, y para que podamos reconstruir así el equilibrio y la salud de nuestras sierras, nuestras ciudades y nuestro territorio.



Notas:


1 Los intendentes y cooperativas del corredor Sierras Chicas se reunieron el jueves 16 de enero de 2014 en Casa Azul, Río Ceballos, con Alberto Bresciano y Juan Vallejos, funcionarios del Ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos de la Provincia de Córdoba, para avanzar sobre un esquema de soluciones en el marco del “Plan de contingencia” para atenuar la crisis hídrica.
2 Riesgos de deslizamientos ante el avance de la frontera urbana (Aplicación de los criterios sustentabilidad ambiental de la Ley Nacional 26.331 ante los riesgos de deslizamientos de laderas) Casos de estudio: Cuenca Río Ceballos, A° Unquillo, A° Las Ensenadas y A° La Reducción Autores: Dra. Alicia H. Barchuk: Ex Presidenta de la COTBN, Prof. Asociada de Ecología Agrícola, Facultad de Ciencias Agropecuarias. Andres Horacio Britos, Jose Maria Fernandez y Luciano Locati, Equipo de Ordenamiento Territorial de Ecologia Agrícola e Instituto Superior de Estudios Ambientales (ISEA) de la UNC. http://www.unciencia.unc.edu.ar/201...
3 Manifiesto de la 3ª Cruzada de las Sierras Chicas por la Soberanía Popular del Agua y de la Tierra.
 

martes, 17 de febrero de 2015

Ότι σας κουράσω τον! —afirmó Zisís, desde Atenas*



En una brevísima comunicación con el camarada ateniense Zisís gracias a la gentil predisposición de Katerina Jaritos, abogada e hija del conocido comisario y su esposa Adrianí de quienes es autor Petros Márkaris, que intermedió tecnológicamente, cuando le preguntamos por la obstinación de los representantes del gran capital en extorsionar al nuevo Gobierno griego para que continúen las penurias impuestas al pueblo, el veterano comunista que observa con atención el desenvolvimiento de los acontecimientos en su país, nos expresó de manera terminante: «¡Que lo parió!».

Luego afirmó: «Debemos rechazar firmemente chantaje. El capitalismo está en crisis terminal» (Πρέπει να απορρίψουμε σταθερά εκβιασμός. Ο καπιταλισμός βρίσκεται σε κρίση τερματικό).

Nota:
* Hemos empleado en línea tres traductores automáticos pretendiendo la mayor fidelidad. Si no lo logramos pedimos disculpas. A Márkaris le agradecemos nuevamente disimular nuestras incursiones entre sus personajes…

Carta al Sr. Pablo Da Silveira



(Columnista del diario El País, Pablo Da Silveira es doctor en Filosofía por la Universidad de Lovaina –Bélgica– y director del Programa de Gobierno de la Educación en la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Católica del Uruguay, asesor programático de Luis Lacalle Pou, el candidato a presidente del Partido Nacional (Blanco) en las elecciones uruguayas de 2014 y, para el caso de que hubiera resultado electo, nominado entonces como probable ministro de Educación. En las fotos, primero el columnista Da Silveira y, abajo, su candidato a presidente en plena campaña el año pasado. Quienes deseen leer las expresiones de Da Silveira que han motivado mi carta que le enviara a través del sistema de comunicaciones del diario, abran http://www.elpais.com.uy/opinion/disparate-enfoque-pablo-da-silveira.html?utm_source=news-elpais&utm_medium=email&utm_term=%C2%BFEl%20%C3%BAltimo%20disparate?&utm_content=17022015&utm_campaign=Resumen%20Matutino.)






Sr. Da Silveira:

Sería prudente que se tomara el tiempo necesario e investigara sobre las causas y los efectos de la hipocresía en la clase dominante y su “inteligentzia”. Si no puede o no quiere hacerlo será mejor que, desde su posición de “clase media”, o intermediaria en la explotación capitalista, deje de ofender a la inteligencia popular. Es por esa ofensa que me  resulta imposible despedirme de usted con cordialidad.

 

domingo, 15 de febrero de 2015

Vuestra existencia nos importa





Ansina es…, que ya suma algo menos de trescientos artículos incorporados, se lee en veintitantos países de América, África, Europa, Asia y Medio Oriente. Se lee más en Argentina (30% de las visitas), Estados Unidos de Norteamérica (23%), Rusia (6%), Alemania (5%), Uruguay, Francia, España y Malasia (entre los cuatro suman en partes iguales 8 %), Ucrania (1 %), y entre Ecuador, Venezuela, Grecia, Chile, Indonesia, Israel, México, Colombia, Costa Rica, Nigeria, Bolivia, Paraguay y Brasil (juntos, 7 %, a veces unos más y otros menos, o al revés). La suma de estos guarismos significa 80 % de las visitas registradas, el resto de ellas (20 %) no aparece en la estadística.



Sin ninguna duda que nos gustaría que el blog tuviera más seguidores y, principalmente, más lectores. Solicitamos a cada uno de ustedes que procuren multiplicar las visitas. No por parte de ustedes mismos sino recomendando Ansina es… a amigos, compañeros de trabajo y familiares, y a sus contactos de correo electrónico, redes, etc.



Estamos atentos a vuestra existencia. Nos importa. Por eso les pedimos se pongan en contacto con nosotros para hacernos comentarios, sugerencias, preguntarnos… lo que fuera: gervasioespinosa@gmail.com  o  gervasioespinosa@hotmail.com



Algunas veces no somos muy productivos en este quehacer, es cierto, y también en oportunidades hemos estado ausentes por más de un mes. Hay explicaciones: una es que hay épocas en que el trabajo de corrector de libros nos exige mucha dedicación y genera cansancio intelectual, y otra que se acumulan obligaciones familiares y domésticas que hay que resolver: reuniones familiares con hija e hijos, nietas y nietos, y además tareas de mantenimiento y reparaciones como cortar pasto, podar plantas, construir algún mueble necesario, pintar paredes, aserrar y acumular leña… todas cosas que en casa y con mi compañera de casi cincuenta años de vida resolvemos por nosotros mismos.














¡Abrazos, y muchas gracias!



Gervasio

Argentinos de buena fe II





Difícilmente puedan encontrarse personas o instituciones de reconocida probidad que pongan en tela de juicio la honestidad y entereza conceptual e intelectual del abogado y periodista Horacio Verbitsky, presidente del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS, una organización no gubernamental argentina con sede en Buenos Aires, fundada en 1979 y orientada a la promoción y defensa de los derechos humanos y el fortalecimiento del sistema democrático). Otra cosa es que, con recíproca honradez, se lo considere un intelectual controvertido.



Horacio Verbitsky nació apenas un mes después de mí, el 11 de febrero de 1942. Como yo, en el inicio de nuestras adolescencias, también fue testigo del bombardeo y asesinato de centenares de personas en la Plaza de Mayo. Por entonces, yo, desde la azotea de una obra en construcción de apenas dos pisos en el barrio de Villa Urquiza, lindera con mi domiciulio, pude ver a simple vista las evoluciones de los aviones Catalina y Gloster Meteor sobre la Casa Rosada. Días después, a la salida de la Escuela Industrial a la que asistía en Barracas, uno de los barrios del sur porteño, con algunos compañeros fuimos a ver los destrozos y las huellas de la muerte.



Los caminos de Verbitsky no fueron exactamente los que yo transité, aunque es probable que a fines de 1958, durante el gobierno de Arturo Frondizi, hayamos marchado juntos más de una vez con las banderas de la Federación Metropolitana de Estudiantes Secundarios en las jornadas de defensa de la educación pública y no confesional a la que finalmente perdimos.



Vamos a reproducir aquí dos separatas de una nota principal publicada por Verbitsky hoy, domingo 15 de febrero1 en Página/12: “El cuento del cocodrilo” y “Gente de pericia”2. G.E.



El cuento del cocodrilo

Por Horacio Verbitsky



Según el matutino Clarín, el kirchnerismo levanta la bandera nacionalista para “distraer la atención de lo que verdaderamente importa”. Su corresponsal en Washington, Ana Baron, mencionó la audiencia del subcomité del Hemisferio Occidental, de la que participó como “testigo invitada” Bonnie Glick, del Meridian International Center. Según Glick “el liderazgo de Cristina Kirchner es tan corrupto que ahora parece que, en complicidad con Irán, Kirchner puede estar detrás del asesinato del fiscal Alberto Nisman”. Clarín comenta que esta vez los fondos buitre “han permanecido en silencio. Creen que no es adecuado explotar algo tan terrible como lo es la muerte de Nisman”.



No lo parece. El presidente de Meridian es el republicano Carlos M. Gutierrez, ex secretario en el gabinete del presidente George W. Bush y socio de la ex secretaria de Estado demócrata Madeleine Albright en la consultora Albright Stonebridge Group, contratada por Paul Singer para extorsionar al gobierno argentino, según informó el 26 de agosto pasado la columnista de finanzas del diario The New York Post, Michelle Celarier. Agregó que Gutierrez viajó a la Argentina “tratando de movilizar la oposición al gobierno”. El ministro de Economía Axel Kicillof y CFK revelaron el contenido de esa gestión: Gutierrez amenazó al jefe de Gabinete Jorge Capitanich con un ataque especulativo contra el peso hasta forzar una nueva devaluación; ataques y denuncias mediáticos internacionales para desgastar a Cristina; impedir el pago local de los vencimientos de la deuda reestructurada y el acceso a cualquier financiamiento internacional. Esto ayudaría a instalar el año próximo un gobierno favorable a un acuerdo con los fondos buitre. Gutierrez también habría mencionado la contratación de periodistas y dirigentes sindicales para que contribuyeran a esa estrategia.



Meridian es una organización de enlace entre el Departamento de Estado y las mayores corporaciones “para responder a los desafíos globales”. Sus sponsors son Chevron, Coca Cola, Goldman Sachs y VISA. Otro de sus directivos es el abogado de Nueva York Charles H. Camp, cuya especialidad es descubrir y recuperar fondos ocultos para que sus clientes cobren deudas impagas de deudores deshonestos. Para ello cuenta con “una red de ex agentes de Inteligencia” que investigan cuentas bancarias, intereses comerciales de personas y países. “Una vez localizados los activos, pueden ser congelados y recuperados mediante ordenes judiciales.” Como Albright y Gutierrez, Bonnie Glick traspasó varias veces la puerta giratoria entre el Estado y las mayores corporaciones. Si Gutierrez fue presidente de la alimentaria Kellogg’s y vicepresidente del banco Citi, Bonnie Glick se encargó de las relaciones de IBM con sus clientes latinoamericanos. En el Departamento de Estado tuvo destinos llamativos, en el equipo que defendió en las Naciones Unidas la Operación Tormenta en el Desierto y en las embajadas en Etiopía al finalizar el gobierno comunista, y Nicaragua, luego de caída del sandinismo. Es decir, es una experta en la delicada especialidad del cambio de régimen. El episodio recuerda el cuento del médico cuyo paciente sueña que un cocodrilo lo acecha debajo de su cama. Cuando falta a una consulta, el médico se comunica con la familia. “Se lo comió un cocodrilo”, informa la madre.



Gente de pericia

Por Horacio Verbitsky



La jueza Sandra Arroyo Salgado designó como peritos de parte al “prestigioso médico forense” Osvaldo Raffo y al “especialista en criminalística” Daniel Salcedo, según la calificación al uso en la perezosa prensa local. No es seguro que sepa quiénes son. Protegido del ex jefe de la Policía Bonaerense Pedro Klodczik, Salcedo fue Superintendente de Policía Científica y Jefe de Policía y uno de los negociadores del contrato con la empresa francesa Sagem Securité para digitalizar los antecedentes personales, mediante el software y el hardware Automated Fingerprints Identification System (AFIS). Al retirarse pasó al otro lado del mostrador como representante del IAFIS Group, distribuidor de Sagem en la Argentina. Salcedo está asociado en el grupo Kustos de seguridad con el vocal de la Asociación Empresaria (AEA) Teddy Karagozian. Además de los negocios, es un hombre de convicciones ideológicas. Como Superintendente de Policía Científica, entregó parte de la capacitación de sus técnicos en criminalística y seguridad a la Fraternidad de Agrupaciones Santo Tomás de Aquino (FASTA), una organización confesional conducida por Fray Aníbal Fosbery, que colaboró con el gobierno militar de 1976 a 1983 y que hoy objeta los juicios por los crímenes de entonces. El primer peritaje que no halló rastros de pólvora ni de los materiales del fulminante en la mano del fiscal fue realizado en la sección Balística de la Policía Científica bonaerense, cuya Superintendente es la Comisaria Mayor Liliana A. Sivak, a quien Salcedo trajo desde Mar del Plata y con la que mantiene estrecho contacto.



En 1981, el oficial principal Osvaldo Raffo le escribió al general Ramón Camps que sintió “un problema de conciencia y de dignidad” cuando supo que Jacobo Timerman3 denunció haber sido torturado. Él revisó a Timerman en la jefatura de policía y “no presentaba signo alguno de violencia externa”. Su tremenda descripción de Timerman es la de un hombre “de actitud humilde y tímida”, quien “era tratado correctamente”. Sólo asustado a golpes, Timerman podia parecer humilde y tímido.



El 19 de junio de 1984, ante el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, Raffo contó que además de revisarlo por orden del comisario Miguel Etchecolatz también asistió a un interrogatorio a Timerman. De inmediato advirtió el riesgo e intentó explicar que más que “un interrogatorio policial” le pareció “una plática entre personas, una conversación” sobre “política, cuestiones sociales y económicas”. En ese amable diálogo entre amigos que describe Raffo, a Timerman se le ocurrió contar “que había recibido cincuenta millones de dólares o cincuenta mil dólares, no puedo especificar, para la compra o venta de las máquinas de su diario”. (Cincuenta mil o cincuenta millones, para comprar o para vender. Ojalá su peritaje en el caso Nisman sea algo más preciso). Raffo también dijo que “no se somete a tortura a los detenidos en la policía de la Provincia de Buenos Aires” aunque casi todos alegan “haber sido objeto de malos tratos por razones especulativas”; se trata del “autolesionismo que se hace el delincuente o el pistolero”. En cambio dijo “haber visto cadáveres de personas detenidas en cárceles del pueblo, por guerrilleros, que estaban torturadas a golpes y con corriente eléctrica”. Ante una pregunta respondió que “no le puedo dar nombres exactos”. porque “uno veía estas lesiones a las apuradas y no se hacía todo un informe médico legal”. Se consignaban “como si fueran de combate”. Una vez que “se tomaba conocimiento, se pasaba al jefe y todo se olvidaba porque había otras cosas importantes que hacer”.



Cuando la Cámara Federal de la Capital realizó el juicio que el Consejo Supremo demoraba, uno de los casos tratados en la causa 44/85 fue el de Jorge Rubinstein, abogado y apoderado de David Graiver, quien murió de un ataque al corazón en la mesa de torturas. Aunque el informe de la Morgue Policial de La Plata decía que “no se han encontrado violencias externas ni tampoco internas que planteen la presunta culpabilidad de terceros”, los fiscales Julio Strasera y Luis Moreno Ocampo dijeron que tres de los cinco médicos que efectuaron la autopsia ignoraban que Rubinstein se encontraba detenido. Pero la Cámara desestimó la relación causal entre tortura y muerte basándose sólo en el informe de la autopsia. En el juicio del Circuito Camps que concluyó en diciembre de 2012, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N1 consideró probado que una intensa sesión de tormentos le provocó la muerte, a raíz de lo cual condenó a prisión perpetua al ex ministro de gobierno James Smart que autorizó esas torturas. En su libro de 2014 La marca de la Infamia, la Madre de Plaza de Mayo de La Plata Adelina Alaye revela la identidad de los médicos policiales que participaron en aquella autopsia engañosa: uno de ellos era el Jefe del Cuerpo Médico de la Unidad Regional de San Martín, Osvaldo Raffo. La autopsia sólo dice: “Insuficiencia cardíaca aguda como consecuencia de su propia patología; que no se han encontrado violencias externas ni tampoco internas que planteen culpabilidad de terceros”. En forma insistente describe la cirugía de by pass que le habían realizado poco antes, el esternón abierto por la operación y los alambres de acero de la sutura. “El foco lo pusieron en el corazón enfermo. Once fotografías acompañan el informe, y varias de ellas contienen la aclaración de que no se observan signos de violencia externa”. Pero en el acta de la autopsia, el subcomisario instructor Martín Berruezo hace constar que Rubinstein murió en el “local policial” donde estaba “alojado”, de modo que los policías médicos sí sabían de antemano que ese cadáver era de un detenido y de dónde provenía. Lo que no autopsiaron fueron los genitales, las muñecas y los tobillos, donde hubiera podido comprobarse que estuvo atado durante la tortura. Al aceptar el cargo de perito de Arroyo Delgado, Raffo dijo la semana pasada que “la autopsia es una continuación del examen del lugar del hecho”. No actuó con la misma sabiduría en 1977.





Notas:

1 «“Los miércoles, catarsis” [por H. Verbitsky]. La marcha del miércoles 18 repetirá algunos episodios históricos de las últimas siete décadas, representativos de un clivaje profundo de la sociedad argentina, de ninguna manera exclusivo de estos tiempos. Que todas las fuerzas de la oposición, política, económica, cultural, profesional, interna e internacional se manifiesten en las calles con absoluta libertad es una forma de sinceramiento de profundo valor catártico, un clímax del que habrá que prever el descenso.», en http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-266178-2015-02-15.html



3 Jacobo Timerman (1923-1999), padre del actual ministro argentino de RR. EE. Héctor Timerman, fue periodista y en las décadas de 1960 y 1970 fundó las revistas Primera Plana y Confirmado y el diario de Buenos Aires La Opinión. Durante las dictaduras cívico militares iniciada una en 1966 derrocándose al presidente Arturo U. Illia se clausuró Primera Plana, y la otra en marzo de 1976 fue expropiado el diario y publicado con una línea editorial totalmente contrapuesta a la original. Jacobo Timerman fue encarcelado en 1977, y también colaboradores suyos como los periodistas Enrique Jara y Enrique Raab, apareciendo este último torturado y muerto. Timerman fue liberado en penoso estado en 1980, partiendo al exilio.