Páginas vistas en total

martes, 29 de julio de 2014

BUITRES NUNCA MÁS. Llamamos a las autoridades argentinas a asumir sus responsabilidades para no seguir pagando lo que no debemos



Hemos recibido este comunicado para su difusión, cosa que hacemos. La carta a la que se alude, que nos tiene también a nosotros como signatarios, se puede leer íntegra en http://dialogo2000.blogspot.com





Buenos Aires, 29 de julio 2014



Mientras muchos miran ansiosamente a Nueva York, a saber cuáles serán los resultados de las negociaciones en torno a cómo cumplir con el fallo de los tribunales estadounidenses, centenares de organizaciones y referentes sociales, políticos, religiosos, sindicales y de los derechos humanos, llaman a las autoridades nacionales a suspender los pagos de deuda hasta completar una auditoría de la misma y denunciar la institucionalidad que subordina al país a los intereses y la impunidad de los grandes especuladores.



En sendas cartas dirigidas a la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el Congreso de la Nación y la Corte Suprema,  los y las firmantes hacen hincapié en la imposibilidad de llegar a un acuerdo que respeta los derechos humanos del pueblo argentino mientras «se sigue renunciando a los derechos soberanos, aceptando ser juzgado ante los tribunales de los propios especuladores y sosteniendo que no tiene opción al “honrar” una deuda que el gobierno mismo reconoce es ilegítima e ilegal».



«Como primera medida, es preciso suspender los pagos hasta tanto una Auditoria Participativa e Integral determine si hay tramos de la misma que puedan considerarse legales y legítimos –reclaman las y los signatarios– (sobre la base) de la “causa Olmos”, donde se dieron por probados centenares de ilícitos en el proceso de endeudamiento del período 1976/82 que dio origen directo a los bonos hoy en manos de los fondos llamados “buitre”.»



El premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, entre los primeros firmantes de las cartas entregadas hoy, resaltó el reclamo a que el Congreso «desempolve la causa Olmos y le exija al Poder Ejecutivo que pida nulidades y demande la reparación del daño a quienes fueron los responsables y beneficiarios de una deuda contraída fraudulentamente y en contra de los derechos del pueblo argentino».



Otra de las impulsoras de la iniciativa, la coordinadora de Diálogo 2000 - Jubileo Sur Argentina, Beverly Keene, subrayó las llamadas a los tres poderes para que «tomen las medidas necesarias para anular la prórroga inconstitucional de jurisdicción a tribunales extranjeros y foros arbitrales como el CIADI, y denunciar y abstenerse de firmar nuevos contratos, tratados de libre comercio y protección a los inversores, incluyendo los más recientes con el Club de París, con Repsol, China, Chevron». Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo “Línea Fundadora”, agregó al respecto que «los pagos a estos, como las negociaciones con los buitres, no son salidas sino que  siguen profundizando un modelo de país impuesto por la dictadura cívico-militar-religiosa y que no cierra sino con más hambre, ajuste, desempleo, la exportación primaria de recursos alimentarios y minerales1 y la criminalización y represión de quienes buscan defender sus derechos».



Las y los signatarios de las Cartas enfatizaron además la convocatoria abierta al pueblo argentino, a seguir sumando su apoyo y a organizarse y movilizarse para lograr que las autoridades del país cumplan con sus responsabilidades.  Al respecto, invitan a la próxima reunión organizativa de un espacio de lucha multisectorial contra el saqueo de la deuda y de los bienes comunes, que tendrá lugar el jueves 31 de julio a la hora 18 en la sede porteña de la CTA2 Nacional, Lima 609, Ciudad de Buenos Aires.



DIALOGO 2000 – JUBILEO SUR ARGENTINA


¡No debemos - No pagamos!
¡Somos nosotros los acreedores!

Diálogo 2000 - Jubileo Sur Argentina
Piedras 730 – Ciudad de Buenos Aires

 +5411-55690140 dialogo2000@gmail.com








Notas:

1 En el original decía “presión extractivista”, una inadecuada y confusa expresión.

2 Central de los Trabajadores Argentinos.

Putin, la sintaxis castellana y los “gerentísimos” banqueros… ¡la Fundéu!



Cuando comienza a entrar en crisis la credibilidad del reiterativo discurso de las corporaciones capitalistas financieras y de los gobiernos y escribas funcionales u orgánicos en torno a los casos de genocidio en Gaza y de aventurerismo militar criminal en el este europeo, nuevamente aparece “mal ubicada” (estuvimos a punto de escribir primero la expresión futbolera “orsay”) una empresa bancaria multinacional.

Ayer comentamos el caso del Santander que tuvo que desdecirse (pero que primero lo hizo) de haberse entrometido en cuestiones políticas y soberanas del pueblo y del Gobierno de Brasil (cuando sus analistas tecnócratas recomendaron que no haría bien a la economía de ese país que fuera reelegida presidenta Dilma Rousseff).

Hoy, para la crítica se presta el –también con sede en España– Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) con su Fundación del Español Urgente, la Fundéu, organización de recomendaciones lingüísticas dirigida especialmente al mundo del periodismo y la información pública, que mediante correos electrónicos distribuye “recomendaciones del día”. En la última el tema es “vocativos entre comas”.

La dicha Fundéu sostenida por el BBVA, en su sitio en internet y en sus comunicaciones, manifiesta claramente que es copatrocinada también por la agencia de noticias oficial del Gobierno español, EFE, y que en su quehacer está asesorada por la Real Academia Española de la lengua. Pero, queda claro, quienes mandan son los banqueros…

En la “comunicación urgente” de hoy, 29 de julio, dedicada a advertir que siempre los vocativos, es decir, como bien aclara en su mensaje, toda  «palabra o grupo de palabras que se refieren al interlocutor y se emplean para llamarlo o dirigirse a él de forma explícita» va entre comas, toma como ejemplo el apellido del Presidente de la Federación Rusa. Veamos:

Dice la Fundéu que «En los medios de comunicación es habitual encontrar frases en las que el vocativo no está entre comas: “Muchas gracias Putin por el asesinato de mi única hija” […]». Luego, explicando que, en el caso, Putin es un vocativo, indica que la sintaxis correcta es: «Muchas gracias, Putin, por el asesinato de mi única hija» (seamos concretos: insisten la Fundéu, el banco BBVA y la agencia EFE, con el asesoramiento de la RAE, que un tal Putin que puede presumirse preside Rusia asesinó a la única hija de alguien).

El detalle, si se quiere grotesco, de todo esto es que, pueden ustedes los lectores verificar mediante internet, varios medios periodísticos que con antelación a la recomendación de la Fundéu reprodujeron la carta que se dirigió públicamente al presidente ruso con esa acusación, no cometen el error de puntuación apuntado.

Nueve días antes, el 20 de julio, el diario Excelsior, de México, publica con el título «Muchas gracias por el asesinato de mi única hija, escribe hombre a Putin»: «ÁMSTERDAM, 20 de julio. El padre de Elsemiek de Borst, una joven holandesa de 17 años que viajaba en el vuelo de Malaysia Airlines que fue derribado el jueves en Ucrania, ha dirigido una conmovedora carta al presidente de Rusia, Vladimir Putin, en la que le hace partícipe de su dolor y le responsabiliza de lo ocurrido», y sigue: «“Muchas gracias, señor Putin, o líderes separatistas, por el asesinato de mi querida y única hija”, comienza diciendo Hans Breast, en una carta que ha sido difundida en distintos periódicos locales holandeses».

Se ve en el ejemplo (http://www.excelsior.com.mx/global/2014/07/20/971872) que los traductores del neerlandés al castellano, y los propios redactores del diario, no cometieron el error que nueve días después dice la Fundéu que ha sido “habitual” en los medios periodísticos.

En la búsqueda que hicimos en la red, en castellano, la primera referencia que aparece es la del diario Excelsior, fechada el 20 de julio, luego, el 21, La Patilla, de Caracas, con impecable sintaxis y puntuación, y después por los mismos días la de varias decenas de otros diarios y revistas. En algunos, no en la mayoría, en los títulos, solamente en los títulos, se comete el error de puntuación.

Sin duda que el señor Hans Breast, padre de la infortunada joven, impactado por la muerte de su única hija, en su momento creyó en la información que se daba sobre las responsabilidades en torno a la precipitación del avión. Acompañamos en el dolor a Breast y a tantos otros padres, hermanos, esposas y esposos, hijos y amigos de las víctimas de ese fallido viaje, como acompañamos a los ucranianos, palestinos e israelíes, y a todos los sufrientes del mundo.

Repudiamos de la Fundéu, del BBVA, de EFE y de la RAE el cruel (podría decirse cínico) oportunismo de aprovechar un quizá probable error lingüístico en algunos medios de prensa para poner nuevamente en el candelero –casi diez días después de inicialmente aparecer– una sentencia falsa: que Putin asesinó a la única hija de un padre holandés.

Cosa de banqueros, sin duda.

lunes, 28 de julio de 2014

La carta de un banco a sus clientes desestabilizando al Gobierno de Brasil y la opinión de “otros” expertos en torno a la situación en el este de Ucrania



Brevemente. Una entidad financiera, un banco de capitales multinacionales pero especialmente europeos, con sede central en España, y de nombre Santander, ha distribuido un informe entre sus clientes brasileños de alto poder adquisitivo, sugiriendo la inconveniencia de que la presidenta Dilma Rousseff sea reelegida en el cargo.

Cuando hoy se denunció la desvergonzada, insolente y provocadora injerencia en la política del país ejecutada por la empresa financiera ligada a los intereses capitalistas concentrados, sus autoridades prestamente delegaron la responsabilidad en los expertos analistas económicos autores del informe. Dijeron que la política del banco era que “cualquier análisis económico enviado a los clientes se restrinja a la discusión de variables que puedan afectar la vida financiera de los ahorristas, sin ningún tenor político o partidario”.

Si el equipo gubernamental de Estados Unidos de Norteamérica hubiera estado en la dirección del banco quizá la argumentación para explicar las opiniones vertidas en esas comunicaciones estaría justificada en que es lo que se recogió de comentarios vistos en las “redes sociales”…

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), que luego de medio siglo de ocupación prepotente de Cisjordania y Gaza por parte de los Gobiernos de Israel, que ayer ha ordenado una suspensión ipso facto y sin condiciones de las acciones de guerra en esa región, también ahora ha definido como “crímenes de guerra” los que están ocurriendo en el este de Ucrania (incluyendo la precipitación del avión de Malasia).

Otros expertos, que en este caso forman parte de los centenares y miles que en su historia ha cultivado la organización internacional con excelentes remuneraciones en divisas de circulación global, extendieron la calificación, dijeron sus superiores, a las milicias populares que iniciaron sus reuniones al pie de la estatua de Lenin en la ciudad de Donetsk. Según estos otros expertos en esa ciudad y en otras las milicias practican el terror y el asesinato para dominar a la población, la que entre otras cosas carece de atención médica y sanitaria.

Al parecer estaría muy empobrecida la objetividad e inversa e igualmente potenciada la subjetividad, o el interesado alineamiento de sus capacidades discursivas, en expertos que se desempeñan en las grandes “organizaciones” internacionales, incluidas también, claro está, las empresas monopólicas y oligopólicas, como los bancos.

Thomas Griessa es un anciano, pero tan peligrosos como el juez (que no por anciano es sabio) son los jóvenes expertos en economía y politólogos que observan e informan formando opinión o, es mejor decir: cargando las armas en la ya declarada guerra de información.

La revolución, según el uruguayo Julio Marenales, carpintero y político



Escribe en su nota de hoy, 28 de julio, en el diario La República de Montevideo el periodista oriental Jorge Pasculli: «Aquellos que creemos en un mundo solidario, justo, sin explotación del hombre por el hombre, muchas veces nos preguntamos si a través del camino progresista se llegará a buen puerto. El punto de vista de Marenales es muy interesante»*:

Julio Marenales, cofundador del Movimiento Nacional de Liberación Tupamaros y miembro de base del Movimiento de Participación Popular (integrante del Frente Amplio, y al que pertenece José Pepe Mujica), en su entrevista con el diario –realizada precisamente por Pasculli, afirma el periodista: «tocó varios temas. Pero este nos importa a muchos que aspiramos a que a través de nuestra conciencia los seres humanos podamos transformarmos y transformar nuestro modo de vida individual y colectivo. Me he permitido juntar tres fragmentos […]:

«La revolución uruguaya está y seguirá durmiendo por un buen rato. Así también para todo el planeta. Lo que pueden aportar los gobiernos progresistas con sus planteos de mejorar las condiciones económico sociales de los sectores más sumergidos, justamente es favorecer la tarea política de los que se plantean el cambio civilizatorio. La gente en la pobreza no se plantea esas cuestiones porque sus lógicas preocupaciones son la supervivencia. Pero aclaremos: solamente con las mejoras materiales y también culturales no se logra motivar pensamientos de cambio civilizatorio [...]

«Cambios sociales profundos no van a haber porque los que planteamos eso, somos una pequeña minoría. Por supuesto, que seguiremos militando para ello. Por otra parte, que esos cambios puedan darse sólo en el Uruguay, es un absurdo. No fue posible en el llamado “campo socialista” que incluyó un conjunto de países y a millones de personas. Sin duda, ese experimento político-social que se inició con la Revolución rusa de 1917, fue un experimento que trascendió al movimiento político comunista. Fue en realidad, un experimento de la humanidad [...]

«Para mí ser socialista o comunista, significa trabajar políticamente para ayudar a elevar el nivel político, cultural, etc., de los sectores populares. Si pensamos que esos sectores deben ser verdaderos protagonistas de sus destinos, dejando de ser subordinados de los sectores sociales más ilustrados, entonces la gran tarea política de las organizaciones verdaderamente de izquierda es trabajar políticamente, culturalmente, organizativamente para que puedan alcanzar la altura de las exigencias de ese protagonismo. Si esto no se logra, seguirán [siendo] sectores subordinados y otros serán, como hasta ahora y por mucho tiempo todavía, los que definan sus destinos.»


Nota:
* http://www.republica.com.uy/marenales-y-la-revolucion/

domingo, 27 de julio de 2014

Ucrania: quien no vea no es ciego, es hipócrita



La presente nota, urgente, simultáneamente con su publicación aquí es distribuida por ALAI América Latina y editada en Rebelión. G. E.

Noticias de último momento distribuidas por agencias informativas dan a conocer que el Gobierno de Kiev, defendido por el propio de Estados Unidos de Norteamérica, ha reiniciado hoy, domingo 27 de julio de 2014, los combates contra las milicias populares de Donetsk y Lugansk que reclaman autonomía e independencia para, como Crimea, quedar comprendidas en la Federación Rusa. En Donetsk es donde cayó el avión de Malaysia Airlines derribado mientras sobrevolaba el lugar en tránsito desde Ámsterdam a Kuala Lumpur. Todo esto se sabe bien, no vale repetirlo.

El Gobierno de Estados Unidos ayer acusó formalmente a Rusia y su Gobierno encabezado por Vladimir Putin de ser los responsables del abatimiento de la aeronave que resultó en el fallecimiento de más de trescientas personas, la mayoría ciudadanas y ciudadanos de Europa. El Gobierno de Holanda y los de otros países europeos se han sumado a las medidas de bloqueo del tránsito de ciudadanos rusos y de relaciones comerciales, solidarios con las provocaciones del Gobierno estadounidense.

El Gobierno de Kiev, atravesado por una descomunal crisis política, obediente con su gerente externo y fabricante de los dólares que ansían, reinició los combates en la zona de Donetsk con el argumento de “preservar para la investigación” el lugar de la caída del Boeing malayo.

Pero, casualmente, las autoridades populares constituidas en Donetsk ya están desde hace varios días colaborando con el Gobierno de Malasia, al que entregaron las cajas negras que ahora se analizan en Inglaterra, con el Gobierno de Holanda, al que entregaron centenares de cadáveres que protegieron en vagones ferroviarios frigorífico, y con la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) que coordina todas esas acciones de investigación.

Hoy mismo, el primer ministro de Malasia, Najib Razak –informan las agencias internacionales de noticias–, aseguró haber logrado un acuerdo con los representantes populares de Donetsk para garantizar el acceso al lugar donde se encuentras los restos del avión, según lo había acordado con el líder Alexander Borodai. Najib Razak dijo: «Espero que este acuerdo garantice la seguridad sobre el terreno para que los investigadores internacionales puedan realizar su trabajo».

¿Quiénes ahora obstaculizan ese acuerdo y pretenden convertir el lugar en tierra arrasada y borrar pruebas?

Son el Gobierno títere de Kiev y su mandante, el Gobierno de Estados Unidos de Norteamérica. El mismo, este último, que dirige la matanza en Gaza, que desde hace medio siglo bloquea a Cuba, que pretende desestabilizar a Venezuela, intimida a medio mundo y que, con su aparato “jurídico” –sin ninguna duda parte del poder “republicano” del Estado–, pretende retrotraer a Argentina a sus épocas más oscuras de la historia reciente.

No es ciego quien no quiera ver esta realidad.

jueves, 24 de julio de 2014

Sangre en Gaza

 

Testigos que estaban en la escuela dijeron que los tanques israelíes dispararon cuatro proyectiles y que decenas de personas murieron o resultaron heridas. «Estábamos adentro, algunos en las clases y otros fuera, en el patio, y de repente cuatro tanques nos atacaron», contó Sobheva Al Kafarna, una mujer mayor que resultó herida. «No somos terroristas, ellos [los israelíes] son los terroristas que matan a niños a sangre fría. Huimos de nuestras casas cuando nos ordenaron evacuarlas y vinimos a esta escuela, y también nos bombardearon», relató.


http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-251441-2014-07-24.html

miércoles, 23 de julio de 2014

En América Latina, Europa y el mundo entero: “buitres”, devastación y desestabilizadores mediáticos



Hoy publicamos dos notas distribuidas por la Agencia Latinoamericana de Información ALAI. La primera, “Quieren apoderarse de nuestros recursos”, es del periodista y docente uruguayo Aram Aharonian, fundador de Telesur, director del Observatorio en Comunicación y Democracia y presidente de la Fundación para la Integración Latinoamericana.

De la segunda, que lleva el título “Avionazo, provocación armada, una guerra que huele a gas y sabe a petróleo”, es autor Salvador González Briceño, mexicano, quien ejerció la dirección del diario El Día y actualmente lo hace con la revista Reporte México.

En los momentos que vivimos en todo el mundo debemos decir que nos complace la constatación de la existencia de tantos lectores de este blog en los países sureños y norteños de América (Estados Unidos, por ejemplo), especialmente en el Cono Sur donde se destacan Uruguay y Argentina, y en países de continentes tan alejados geográficamente como, entre otros, Alemania, China, España, Francia, Malasia, Nigeria, Rusia y Ucrania. A todos quienes abren estas páginas saludamos con suma cordialidad y la convicción de que la victoria será de los pueblos, encomendándoles que recomienden estas lecturas a compañeras, compañeros y amigos.


Quieren apoderarse de nuestros recursos. Buitres y desestabilizadores mediáticos
por Aram Aharonian


Todas las luces de alarma permanecen encendidas en el norte y en el sur del sur. Se han intensificado campañas para desestabilizar nuevamente en este 2014 a los gobiernos de Venezuela y Argentina, en experiencias que bien pueden ser replicadas en cualquier otro país latinoamericano cuyos recursos naturales sean apetecidos por las potencias centrales. Hoy se ataca en dos flancos: a Argentina en lo financiero y a Venezuela en lo social, económico y militar

La creciente y orgánica participación de los medios de comunicación –nacionales y extranjeros– cartelizados, en la preparación y el desarrollo de las guerras y planes desestabilizadores liderados y promovidos por y desde Estados Unidos los ha llevado a convertirse en verdaderas unidades militares. Si hace cuarenta años necesitaban de ocupación militar o gobiernos de facto para imponer su proyecto imperial, hoy el escenario de guerra es simbólico y les basta con el control de los medios hegemónicos.

Roberto Savio, mítico fundador de Inter Press Service, recuerda que en 1981 Ronald Reagan llegó a la presidencia de Estados Unidos y, hábilmente auxiliado por la primera ministra británica Margaret Thatcher, fue cambiado el concepto de las relaciones internacionales, hasta entonces basadas en la idea de la cooperación internacional. Reagan desdeñó el movimiento ecologista, al declarar: «Los árboles causan más contaminación que los automóviles».

Redujo los impuestos a los ricos aseverando que estos «producen riqueza, los pobres la utilizan». Thatcher se hizo eco: «... no hay tal cosa como la sociedad. Hay hombres y mujeres, individualmente».

 Y desde entonces comenzó la caída de la ONU y de la idea de desarrollo y solidaridad internacional para sustituirla por la consigna, «comercio, no ayuda». El Consenso de Washington, que abogó por el desmantelamiento del Estado de Bienestar y la reducción al mínimo del espacio público, fue impulsado en todo el mundo por el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el gobierno estadounidense.

En 1991, en ocasión de la primera Guerra del Golfo ya el Pentágono había logrado convertir el conflicto en espectáculo para las grandes masas de televidentes a nivel global, difundiendo mentiras, medias verdades y tergiversaciones, que años después de consumarse los hechos, vinimos a corroborar que eran falsedades convertidas en verdad única, mensaje único, imagen única.

En 1982, los británicos habían aplicado la férrea censura de prensa y la verdad oficial cuando el conflicto con Argentina en el Atlántico Sur, experiencia que sirvió para su aplicación posterior en Granada, Somalia, Irak, Afganistán, y muchas otras regiones. Este mismo tipo de acciones ha venido acechando en los últimos años a gobiernos progresistas, con actos desestabilizadores y golpes de Estado, mediáticos para unos, suaves para otros. Pero siempre duros para nuestros pueblos.

Tras la caída del Muro de Berlín, llegó la globalización y sus resultados: los 300 más ricos del mundo tienen la misma riqueza que tres mil millones personas. En el último lustro, las tres cuartas partes (75%) de toda la riqueza producida han estado yendo al 1% de los ya inmensamente ricos.

Este cambio de valores ha hecho que hoy gastemos más per cápita en publicidad que en educación; que las instituciones políticas hayan perdido la visión y la ideología para convertirse pragmáticas (utilitarias), con cada vez menos participación de la gente; que el mundo de las finanzas se haya apoderado del mundo de la producción en términos globales (un billón de dólares al día en la producción, cuarenta billones de dólares en transacciones financieras); que ahora tenemos apologistas de una "nueva economía", que conceptualizan el desempleo estructural como una necesidad.
 

Venezuela

Como cuando el golpe de estado de 2002 y el posterior sabotaje petrolero, en 2014,  el frente de la derecha latinoamericana y mundial –incluyendo el Gobierno de Estados Unidos y otros de la Unión Europea– tomó protagonismo activo en sus ataques mediáticos contra la Venezuela, el mayor reservorio de hidrocarburos del mundo. Trasnacionales y burguesía nacional van tras el mismo botín: apoderarse de la renta petrolera en manos de un Estado, que ha invertido (parcialmente) en inclusión social.

La respuesta del gobierno venezolano a estas matrices terroristas mediáticas ha sido reactiva y no proactiva, propositiva, informativa. Ha estado basada en la “denunciología” (propia de una etapa de resistencia y no de construcción) y preocupación por la solidaridad pasiva. Fueron mensajes inundados por consignas, solicitadas (que nadie lee y otros, en el norte, archivan en sus bases de datos), lamentos... inmovilismo.

La falta de fuentes de información veraces, oportunas y convocantes (para todos) facilita el trabajo de la derecha de imponer imaginarios colectivos, a través de una prensa –radios, medios cibernéticos fijos y móviles, televisoras, diarios, revistas– totalmente cartelizada detrás del mensaje único, producido por las usinas en el exterior.

El potencial ofensivo y el arsenal del terror mediático es de temer: “Andiarios” agrupa a cincuenta y tres periódicos en Colombia; “Grupo Diarios de América” está compuesto por once diarios del continente y el grupo “Periódicos Asociados Latinoamericanos” está conformado a su vez por otros dieciocho grupos editoriales de once países de la región. Es prácticamente toda la artillería mediática de la derecha –a la que hay que sumar sus redes en cada país– en ataque coordinado, cartelizado.

Sin tapujos, Nora Sanín, que dirige la asociación de prensa “Andiarios” y lideró esta campaña, señaló a la revista colombiana Semana: «Nosotros estamos haciendo política. Y está bien que la hagamos, pues nuestra causa es defender un derecho universal: la libertad de expresión».

Los grandes medios comerciales de comunicación han incautado la libertad de expresión y la han, precisamente, aprisionado para usarla como rehén. Ante ese poder los individuos no valen nada. Los medios se han vuelto despóticos y despiadados, como nunca lo llegó a ser reyezuelo o dictadorzuelo alguno. Una vez que acusan-condenan no hay modo de apelar ante nadie.

Hay otros elementos que surgen concomitantemente. Uno, las presiones, no sólo de los esperables sectores que intentan la restauración neoliberal, sino de la socialdemocracia europea (en especial francesa) y latinoamericana, para abandonar “la locura” del camino hacia el socialismo y, dos, las presiones para que la diplomacia del Vaticano tenga protagonismo en el diálogo entre sectores enfrentados, lo que ha despertado la indignación de varios movimientos sociales a nivel regional.

Los think tanks y las agencias publicitarias contratadas para el golpe contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro, con apoyo de ONG ultraderechistas como “Optor” pusieron en marcha una campaña con fotos de grupos de opositores formando la palabra SOS, que tras su prueba en Venezuela bien podrá ser usado en cualquier otro país de la región, como sucediera en Bolivia, Ecuador, Honduras y Paraguay con los remakes del golpe mediático de 2002.

La campaña, fue ampliamente difundida por las grandes trasnacionales de la información: CNN y Fox News en EE.UU., El País, ABC y La Vanguardia en España; y los miembros del “Grupo Diarios de América” en nuestra región. Es herramienta para la consolidación mediática de un imaginario colectivo de violencia, enfrentamiento e ingobernabilidad, mientras trata de generar cansancio, desasosiego y zozobra en la ciudadanía.

El terrorismo mediático contra Venezuela se ha internacionalizado, cartelizando a más de ochenta periódicos de la Sociedad Interamericana de Prensa y los cinco megamonopolios mediáticos del mundo, con su “verdad única” de manipulación y falsedades. Es apenas un ensayo aplicable a cualquier otro país de la región. Para aclarar: en Venezuela operan hoy 2.896 medios, de los cuales 2.332 (65,18%) son privados, y apenas el 3,22% del sector oficial. El resto, del sector comunitario-alternativo.

Hace cuarenta años en América latina se necesitaban fuerzas armadas para imponer, a través del terror, un modelo político, económico y social. Hoy no hacen falta bayonetas ni tanques: alcanza para ello con el control del aparato mediático. La guerra es “simbólica”, y más efectiva que una ofensiva militar. Es el bombardeo permanente de mentiras, manipulaciones, mensajes e imágenes que van imponiendo un imaginario colectivo que facilita la reimposición de los modelos neoliberales.

Es un Plan Cóndor simbólico. ¿Estamos preparados para enfrentarlo o nos conformaremos con la mera denuncia?


Argentina

Esta historia vuelve a repetirse, en el sur del sur. La “Red de Observatorios Universitarios de Medios” de Argentina ha puesto en evidencia la forma en que el conglomerado periodístico que encabezan el “Grupo Clarín” y “La Nación” –seguido de un ejército de expresiones informativas dependientes de ellos y que apuntan a la desestabilización en torno tópicos económicos y sociales–, tratando de crear escenarios de temor e incertidumbre.

La Red alerta sobre la meditada estrategia desplegada por los grupos mediático concentrados y cartelizados para desacreditar al Gobierno y crear las condiciones de manipulación social necesarias e imprescindibles para llevar adelante un golpe económico o de mercado contra las instituciones y la Constitución, y señala que «la sociedad debe estar alerta ante hechos que podrían traducirse en una ofensiva desesperada y aventurera de los sector más conservadores del privilegio, históricos violadores del Estado de derecho».

Hoy Argentina afronta nuevamente una extorsión financiera sin precedentes. Los especuladores que compraron bonos de la deuda por cuarenta y ocho millones de dólares lograron en Nueva York una sentencia de cobro por mil quinientos millones. Este fraude retrata cómo funciona el capitalismo actual, sistema que empuja a nuestros países a más y más padecimiento. Los buitres se disponen a repetir el mismo despojo que ya realizaron en otros lugares como Perú y amenazan a toda la región.

Aunque el escenario afecta ahora a Argentina, deja bajo las garras de estos rapaces cualquier deuda soberana. En 2014, la deuda representa 104% del Producto Bruto en EEUU, 93% en España, 132% en Italia, 129% en Portugal, 78% en Alemania, 175% en Grecia, 123% en Irlanda, 90% en Reino Unido.

El precedente de este fallo judicial va mucho más allá del perjuicio contra Argentina, y pone en riesgo cualquier futura reestructuración de deuda soberana. Con la mirada puesta en la periferia europea, si se aplica el fallo de Griesa, ¿qué motivos y garantías tendrían los bonistas para aceptar una quita y extensión de los plazos de pago si este puñado de especuladores terminara cobrando por vía judicial el total del importe y en efectivo? Por otro lado, la aplicación del fallo reduciría la seguridad jurídica y la reputación de Nueva York como plaza financiera.

A nadie ha extrañado que los medios hegemónicos argentinos hayan manejado la información y opinión para cooptarse con la posición de los acreedores, denigrando y tratando de ridiculizar la posición de su país, Argentina, en el diferendo, e invisibilizando o minimizando la información referente a los apoyos solidarios recibidos de todos los países latinoamericanos y caribeños, del Grupo de los 77 (más de 120 países emergentes más China), y de los BRICS, entre otros.

Su apuesta ha sido la de crear zozobra en la población ante una “inminente” corrida bancaria y cambiaria, ante el embargo de los activos petroleros nacionalizados…

El verdadero problema es que ese “periodismo” se ha convertido en tan sólo un espejo de nuestro tiempo, abdicando de cualquier función social, para limitarse a ser un abastecedor de la información como una mercancía. Nuestros tiempos están marcados por el neoliberalismo, y los vicios como la codicia y el individualismo, se han convertido en virtudes, exaltadas desde Hollywood por la homogeneización de los medios de comunicación.

El concepto de terrorismo mediático no parece exagerado si se lo relaciona con un entramado de estrategias políticas, económicas, sociales y psicológicas que buscan crear realidades ficticias, miedos colectivos y convertir mentiras en verdades que permitan manipular a la sociedad de acuerdo al conflicto y al enemigo en cuestión.

La llamada “propaganda negra” no es otra cosa que la construcción de unos nombres, de unos relatos, de unas categorías, de unas imágenes que ordenan los acontecimientos a partir de un eje de destrucción del otro. Ese proceso se hace ocultando la verdad y sobre todo mintiendo acerca de ella, señaló Florencia Saintout, decana de Comunicación de la Universidad argentina de La Plata en el diario Página 12.

A la espera de las primeras definiciones importantes del juez neoyorquino Thomas Griesa, los fondos buitres volvieron a desparramar por los medios la posibilidad de que la Argentina ingrese en un default a partir del 30 de julio y posaron su anhelante mirada sobre los incalculables recursos energéticos que posee el país en Vaca Muerta, en el sur del país.
 
La “American Task Force Argentina” (AFTA), el principal fondo buitre en conflicto con Argentina, publicó una segunda solicitada (aviso pago) en los diarios Clarín, La Nación y El Cronista en la que resume su posición contra el país. En su comunicado, los fondos buitre afirmaron que la Argentina está «al borde del default», que sería «catastrófico» que eso sucediera, y responsabiliza a «los líderes» del país por no «sentarse a negociar».

Es más, las autoridades de la “American Task Force Argentina”, Robert Shapiro y Nancy Soderberg, concretaron el ansiado encuentro con periodistas de La Nación, Clarín, Perfil e Infobae, a quienes agasajaron con un “almuerzo de trabajo” en el Hotel Palacio Duhau Park Hyatt, Buenos Aires, de Recoleta.

En el plano internacional, cosechó mucha repercusión un reciente artículo del economista del George W. Bush Institute, Bernard Weinstein, un acérrimo defensor de la liberación del mercado energético y del fracking, publicado en Investor Business Daily.

Bajo el título “Argentina: al borde del default”, Weinstein plantea sin eufemismos que el país posee una de las reservas todavía no desarrolladas de petróleo más grandes del planeta, valuada en 250.000 millones de dólares. Pero que si cae en cesación de pagos se podrían caer los recientes acuerdos firmados con compañías hidrocarburíferas, como  Chevron, que implicó una inversión de 1600 millones para este año y hasta 15.000 millones en un futuro. «Como Chevron, otros inversores extranjeros probablemente podrían esperar o pedir condiciones más favorables para participar», sostuvo el especialista conservador.

Weinstein se opuso abiertamente a la recuperación de la estatal petrolífera YPF y planteó en otros escritos la posibilidad de dictar leyes para prohibir futuras nacionalizaciones y aplicar contratos con empresas extranjeras que duren más de cincuenta años, para protegerlas de embargos ordenados por el gobierno argentino.

Ante este escenario, el economista y catedrático argentino Agustín D`Attellis remarcó que el objetivo de los buitres y la ATFA es claro: «Van por Vaca Muerta, y lo hacen pretendiendo asustar con la posibilidad del default técnico». «Se trata, en definitiva, de presentar un escenario apocalíptico para realizar un negocio privado porque además, tanto los fondos como este economista, gritan a quien quiera oír, la importancia de por ejemplo, desregular los mercados energéticos», agregó el profesional a la prensa.

Muchas veces los medios toman como “palabra santa” las recetas de ciertos economistas pero no informan a qué intereses responden. Tal es el caso de Claudio Loser, un ex funcionario del FMI y lobista del “Instituto para el Diálogo Interamericano”, organización que promueve los intereses de EE.UU. en América Latina, que asesora y colabora con los fondos buitre contra su propio país. En la televisión argentina Loser destacó que «Se acabó la fiesta [en Argentina] llegó el momento de la verdad, ninguna solución va a ser fácil. Pero [hay que hacer] un tipo de ajuste ordenado».

La Argentina publicó una solicitada en el diario más influyente de Francia, el vespertino Le Monde, como ya había hecho en los principales diarios de Estados Unidos (The Wall Street Journal), Reino Unido (The Times y Financial Times), Alemania (Frankfurter Allgemeine Zeitung) y España (El País).

En tanto, no tienen empacho alguno en fustigar, tergiversar, digitar y hasta mentir en relación a lo que ocurre en Argentina y Venezuela, los mismos medios hegemónicos pueden determinar que “no es noticia” el hecho que los grandes bancos internacionales, también grandes avisadores de sus publicaciones,   sean multados en centenas de millones de dólares por actividades fraudulentas y sigan operando como si nada hubiera pasado. 

Cada mes, los bancos son multados en decenas de millones de dólares por actividades fraudulentas, pero esto ya no es noticia para los medios hegemónicos, muchos de ellos propiedad de estos mismos bancos. Para salvar a los bancos, los europeos han gastado unos mil dólares por habitante. En 2012, sólo en España, salvar a los bancos fue más caro que la asignación anual en educación y salud.

Estos medios cartelizados por supuesto que tampoco dimensionan la gravedad del hecho de que esos mismos  bancos y grupos financieros privados estafadores reciben ayudas públicas multimillonarias a libro cerrado, denominadas con el eufemismo de “salvatajes”. Lo cierto es que no hay voluntad para resolver ni un solo problema global, desde el medio ambiente al hambre, desde el desarme nuclear a la inmigración, hasta los controles sobre el capital a paraísos fiscales, donde está depositado diez veces el capital necesario para resolver el hambre, la salud y la educación en todo el mundo.

______________________________________
Agencia Latinoamericana de Información
email: info@alainet.org


Avionazo, provocación armada, una guerra que huele a gas y sabe a petróleo
por Salvador González Briceño
http://alainet.org/active/75572

De confirmarse que fue derribado el Boeing 777 de la ruta Ámsterdam-Kuala Lumpur con 298 personas a bordo, el pasado jueves 17 de julio en la parte suroriental de Ucrania, donde continúa la ofensiva militar contra la población civil pro-rusa desde el arribo al poder del presidente Piotr Poroshenko –señalado títere pro occidental y pro estadounidense–, bien cabe el calificativo de “provocación insólita” de Fidel Castro.

¿Por qué? Se trataría del primer intento, calificado de peligrosísimo, de “internacionalizar” el conflicto. Y la finalidad es clara: para señalar, como se ha venido haciendo reiteradamente, a Rusia y al presidente Vladimir Putin de ser los responsables de una guerra que huele a gas y sabe a petróleo. Ahora con otros alcances, puesto que se estaría involucrando a otros países para meterlos en el embudo de una guerra claramente pro-estadounidense y de sus aliados; mejor dicho, de sus intereses.

Una parte importante de la prensa internacional está dándole este enfoque al “accidente” del avión de Malaysia Airlines, con la clara intención de insistir en el señalamiento antedicho. Pero el análisis de la noticia enfoca sus baterías hacia el origen geopolítico de la misma guerra. Es decir, que se trata de un atentado orquestado desde occidente para minar a Rusia y arrebatarle los controles regionales que resultan estratégicos, tanto por las reservas energéticas como por los flujos de petróleo y gas hacia la Unión Europea.

Puede haber otras, pero éstas son las más sobresalientes. Veamos algunas características del mencionado incidente, o mejor dicho “atentado”.

No sólo porque lo haya dicho el Primer Ministro de la República Popular de Donetsk, Alexander Borodái, pero “las autodefensas” carecen de armas capaces de derribar un avión que vuela a diez kilómetros de altura. Además, dicha milicia encontró y puso a disposición de representantes de organismos internacionales una de las dos cajas negras de la aeronave, y se mostraron dispuestos a declarar una tregua de tres días para que se investigue el origen de la catástrofe.

¿Esa misma disponibilidad la tiene el Ejército ucraniano de Poroshenko? De ser el caso, además, tendría que hacer varias aclaraciones antes que apresurarse a señalar culpables por el derribo del avión malayo. Por ejemplo, según el presidente del Comité Interestatal de Aviación de Rusia, Alexéi Morozov, Ucrania es la responsable de investigar las causas de la caía del avión. Cómo es que se pretende señalar a los pro-rusos, si las autodefensas no poseen el dichoso sistema de misiles Buk o S-300. Ningún sistema Buk, ningún otro tipo de armas ha entrado a Ucrania desde Rusia, dijo un representante oficial del Ministerio de Defensa de este país. ¿Por qué los controladores aéreos ucranianos ordenaron a los pilotos del avión descender a la altura en la que luego fueron derribados?

Los cuestionamientos, en diez puntos –cito algunos–, del viceministro de Defensa ruso, Anatoli Antónov, a sus colegas ucranianos, sirven de fondo: ¿En qué basan su acusación de responsabilizar a las autodefensas ucranianas? ¿Cómo usa y para qué tiene en esta zona del conflicto el sistema de misiles tierra-aire, Buk? ¿Por qué no se forma la comisión internacional ya, además del inventario de los misiles en su poder? ¿Por qué el servicio de Seguridad de Ucrania empezó a trabajar con las grabaciones de las comunicaciones entre los controladores aéreos de Ucrania y la tripulación del Boeing, así como con los sistemas de almacenamiento de datos de radares ucranianos, sin esperar a los investigadores internacionales? Las indagatorias son previas a las acusaciones, ¿que no? Pero EE.UU., Francia y Alemania ya acusan a Rusia.
Ése es el intento de “internacionalizar” un avionazo por aclarar.

______________________________________
Agencia Latinoamericana de Información
email: info@alainet.org

martes, 22 de julio de 2014

Rusia tiene la culpa



Los que a sí se llaman Comunidad Europea y sus custodios “americanos” le cargan la culpa a la vieja Rusia por andar con esos calzones de tejido grueso y engomado. Entonces le impondrán más castigos: porque esa vieja no quiere más violaciones y no se deja violar. Esos calzones de tejido grueso engomado son cosa antigua, dice con su personalísimo rictus el moreno furrier de los custodios, y así no se puede.



Si hay rasguños, hematomas y otros daños (alguna otra precipitación aérea) la culpa es de Rusia, afirman categóricos los salvaguardias de la injusticia universal, porque no es ella misma la que tira para abajo esos calzones.


La vieja Rusia tiene la culpa, eso dicen…

lunes, 21 de julio de 2014

En Gaza noche y niebla, en blanco, en negro y en sangre



Parte de nuestra generación suramericana, la de los que ahora tenemos ya más de setenta años sobre el mundo y sus calles, muy jóvenes despertamos, a la vez, al amor y a la conciencia humanista y política con Hiroshima mon amour, El verdadero fin de la guerra, El 41, Pasaron las grullas y, muy especialmente, con Nuit et brouillard, de Alain Resnais: Noche y niebla.


Despertamos a una conciencia político-humanista, socialista, nacional, popular, revolucionaria y solidaria. Lloramos con aquellas imágenes del dolor, de la brutalidad, de la ignominia y tuvimos conmiseración con los asesinados y torturados y por sus hermanos, sobrinos y primos lejanos que estaban entre nosotros o en otros lados. Lo hicimos juntos, agnósticos y religiosos, originarios y criollos de aquí y descendientes de quienes fueran que a esta Suramérica hubieran llegado.


Fuimos parte de una generación, parte numerosa, pero no lo suficiente como para haber podido evitar que a nuestros hermanos e hijos y a nosotros mismos, aquí mismo, en Suramérica, nos diezmaran.


Hoy, brutales exponentes de la repetición genocida, hermanos, sobrinos y primos de quienes fueron objetos de aquella nuestra conmiseración, fríamente como sus mentores los ideólogos de los asesinos y torturadores que otrora aquí y otrora allá nos diezmaron (asesinando y torturando pueblos originarios, trabajadores y estudiantes en los siglos XIX y XX), nuevamente matan y hieren a sangre y fuego en Gaza, en Ucrania, en Nicaragua…


No tienen lágrimas en sus ojos. No tienen amores en sus entrañas. No tienen pensamiento en sus cerebros. Ven todo en brillantes colores, incluso la ajena, roja y excitante sangre. No ven en ellos mismos la noche y la niebla.  

 

jueves, 17 de julio de 2014

FMI y salud: consejos de tu funerario de confianza



Claudio Loser, nació en la Provincia de Mendoza, Argentina, y entre 1994 y 2002 –el periodo de más fiel aplicación de las directivas del organismo en Argentina y otros países vecinos– desempeñó en el Fondo Monetario Internacional la jefatura del Departamento del Hemisferio Occidental, reconoció que «él mismo fue quien dio a la American Task Force Argentina* (ATFA) los argumentos que el grupo de lobby de los fondos buitre utilizó ayer para denunciar, nuevamente mediante una solicitada, que el gobierno argentino se niega a negociar con dichos fondos buscando sentar las bases para ir a un default técnico. “Yo tengo un documento que escribí hace algunos días y ellos (la ATFA) me pidieron si lo podían utilizar. No sabía que iba a salir como salió”, admitió el economista»1.


Idea, el Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina –“la institución que contribuye al desarrollo productivo y competitivo de las empresas e instituciones para que la Argentina se integre al mundo moderno y desarrollado”, según afirma en su presentación institucional en internet (donde más detalles de su dirección y composición pueden verse, respectivamente, en http://ideared.org/contenido/129/directorio
y http://ideared.org/contenido/131/empresas-socias)–, expone el Currículum Vitae de Claudio Loser, actual Senior Fellow Visitante Del Diálogo Inter-Americano (sic):

Graduado en la Universidad de Cuyo, Argentina, obtuvo una Maestría en Humanidades [Master of Arts] y un Doctorado [PhD], ambos de la Universidad de Chicago [University of Chicago]. Actualmente es Senior Fellow del Diálogo Inter-Americano [Inter-American Dialogue], foro con sede en Washington destinado a los líderes de opinión y organismos normativos de los asuntos del Hemisferio Occidental.

Experiencia Laboral: Cuenta con una vasta experiencia en asuntos económicos de América Latina. Profesor de economía y finanzas internacionales en la Universidad de Cuyo y en la Universidad Americana de Washington, D.C. Asesor del Grupo Andino en Lima, Perú. Director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional que comprende los treinta y cuatro países miembros de América del Norte, América Central, América del Sur y el Caribe.

Se incorporó al Fondo Monetario Internacional en 1972.
Se desempeñó en varios cargos jerárquicos del Departamento Hemisferio Occidental
Ha participado en innumerables conferencias internacionales y en varias publicaciones. Recientemente ha estado trabajando con el G-24 [Grupo de los 24], la Corporación Andina de Fomento (CAF), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe [ECLAC], el Grupo de Río de Cooperación en América Latina, y con varias instituciones financieras. Además, se ha ocupado de asuntos tales como el desarrollo de América Latina y las crecientes relaciones entre América Latina y el FMI.2

La agencia argentina de noticias Télam, en el marco de la noticia sobre la facilitación de información y conceptos a la autodenominada American Task Force Argentina (ATFA) dada por Loser, describe otros antecedentes del Master of Arts graduado por la Universidad de Chicago:3

Entre otras políticas del Fondo, Loser respaldó el ajuste impuesto por el FMI a los gobiernos de Carlos Menem y Fernando De la Rúa. En 1998 elogió y celebró públicamente  la gestión de Pedro Pou al frente del BCRA y defendió a ultranza que el país realice en ese entonces un nuevo ajuste fiscal, cuando la economía había entrado en recesión. En 2010, Loser llegó incluso a lamentar públicamente que el FMI no haya sido "más exigente" con las recetas de ajuste que desde el fondo se le fijaban al país. Tras abandonar el FMI, el economista se vinculó con el Instituto para el Diálogo Interamericano, Think Tank, que promueve los intereses de EE. UU. en toda América Latina. Por otra parte, cabe destacar que Loser es el responsable de la consultora, Centennial, desde donde asesora a los tenedores de bonos y fondos buitre para litigar contra el país.

“Los buitres actúan como los empresarios: compran barato y venden caro”

En http://www.ambito.com/tags/?k=Claudio%20Loser pueden leerse una decena de artículos o referencias a dichos de Loser. Una “etiqueta” (tag) con dichos de Loser publicada por el diario, la más reciente (6.9.2013), dice: “Los buitres actúan como los empresarios: compran barato y venden caro”.

¿Un futuro para todos?

Un futuro para todos. Acciones inmediatas para México es el título de un libro que conjuntamente firman Claudio Loser y Harinder Kohli, publicado en marzo de 2012 por la editorial Punto de lectura. El prólogo está firmado por Héctor Aguilar Camín4, y podría suponerse que de ese texto se tomaron párrafos para la contratapa y avance que se da en el sitio de la editorial. Allí se dice que:

México ha sacado la mitad del cuerpo de las aguas del pasado. Para sacar la otra mitad y entrar de lleno a la corriente del futuro, necesita decisiones estratégicas y liderato claro. Pero necesita también ideas, hojas de ruta, identificación de políticas públicas cuyos resultados puedan medirse y exigirse, tal como lo sugiere este estudio.

El pueblo mexicano que quiere más, que busca su camino por sí mismo y está dispuesto hasta el estoicismo para encontrarlo es la fortaleza mayor de México: el pueblo que busca los bienes y el progreso que sólo el cambio profundo de nuestra economía y nuestra idea de futuro puede darle.5

Bué… Así estamos…

Algunos lectores, poquísimos, podrán consideran que el título no tiene correspondencia con el contenido de esta nota, con los que han entendido me abrazo y digo hasta mañana, y de aquellos que dicen disentir me despido con la famosa frase final de Tato Bores en TV:

“¡Queridos cichipíos6, vermouth con papas fritas y good show!”


Notas:
* El nombre “American Task Force Argentina” podría ahora, en el marco del proceso histórico, ser traducido a nuestra lengua como “Nuevo Plan Cóndor para América Latina y el Mundo”. American Task Force, grupo “estadounidense” de trabajo o sencillamente “Grupo de tareas”, para chilenos, bolivianos, uruguayos y argentinos tiene una connotación muy explícita.
2 Este texto tiene errores de ortografía, sintaxis y estilo, que no corregimos porque son propios de quienes así los publicaron.
4 Periodista y escritor mexicano. «Se ha expresado en contra de la gratuidad de la educación superior, a favor de la asociación de Pemex con empresas privadas y a favor de la Ley Televisa», o “Ley Telecom”, nombres no oficiales con el que se conocen las modificaciones recientemente aprobadas a la Ley Federal de Telecomunicaciones que incrementa los privilegios de las dos principales televisoras privadas mexicanas. http://es.wikipedia.org/wiki/H%C3%A9ctor_Aguilar_Cam%C3%ADn
6 En el vocabulario popular rioplatense la expresión chichipío es equivalente a tonto: falto o escaso de entendimiento o de razón.